Los pioneros no siempre triunfan

Se dice que “el que da primero, da dos veces” para explicar por qué los pioneros tienen más posibilidades de hacerse grandes. Y es cierto que, en general, en Internet, es mejor ser el más rápido en cuanto muchos mercados tienden a ser monopolísticos, en favor del que los ha inventado.


Pero no siempre es así. Veamos algunos casos:
– Globaliza. Aunque fue el primer portal inmobiliario español, no se llevó el gato al agua, privilegio que pertenece a Idealista y Fotocasa (Schibsted). Estos últimos llegaron más tarde pero invirtieron más en marketing en el momento en que este mercado empezó a crecer con fuerza.

– Trabajos.com. El primer buscador de empleo, desarrollado por la empresa guipuzcoana Hispavista, no consiguió hacerse con este lucrativo mercado, privilegio que correspondió a Infojobs.

– Infoseek. El primer buscador del mundo fue pronto reemplazado como el más usado por Altavista, al que a su vez superaría Google. En este caso, una mejor tecnología empujó a los usuarios a mudarse.

– Friendstr. La primera red social del mundo hace tiempo que desapareció de un mercado hoy dominado por Facebook pero que antes lo estuvo por MySpace. ¿Qué ocurrió en medio? Frienstr tuvo serios problemas técnicos, que llevaron a los usuarios a emplear otras redes.

– Coverlink. La primera empresa española de comercio electrónico hoy ni siquiera existe. Fue rápidamente superada por El Corte Inglés, que tenía un mayor catálogo, y posteriormente por especialistas sectoriales y, sobre todo, por Amazon.

– Bertoko. La primera cerveza artesanal con toques locales nació en el País Vasco en 1999 tras una inversión importante que incluyó unas instalaciones propias. Diez años después se viviría una explosión de este tipo de producto, pero para entonces ya no existía Bertoko, que había llegado demasiado pronto y no tuvo el músculo financiero necesario para resistir mucho tiempo.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *