¿Es «la nube» una moda?

Diagram showing overview of cloud computing in...
Diagram showing overview of cloud computing including Google, Salesforce, Amazon, Axios Systems, Microsoft, Yahoo & Zoho (Photo credit: Wikipedia)

Esta pasada semana Google y Adobe han lanzado productos en «la nube», la moda tecnológica del momento. Poner esta palabra (o su versión inglesa «cloud computing») en un proyecto de investigación lo convierte en necesario y lanzar una empresa que se dedica a algo relacionado parece ser una clave de éxito. Estamos evidentemente, ante una de esas tendencias rupturistas que año tras año surgen en torno a las TICs. ¿Pero ha venido para quedarse?


Mi respuesta es rotunda: sí. La nube aporta múltiples ventajas al software, tanto tecnológicas como de usabilidad e incluso financieras. Es mucho más seguro y sostenible un negocio basado en cobrar cuotas periódicas que otro en el que es preciso introducir novedades de forma periódica para poder seguir ingresando dinero. Además, permite aumentar la productividad al mismo tiempo que se reducen los costes, ya que se reducen los sobrecostes informáticos.

Así que bienvenida sea la nube. Ahora bien, su consolidación no será cosa de cuatro días, pues hay muchas barreras culturales que romper. Al que no sabe mucho de tecnología le convence más un software instalado en un ordenador que puede tocar que otro que es como la sangre, que circula por Internet pero no se ve. Asusta y es lógico.

Pero es cuestión de tiempo. A medida que todos vayamos utilizando más y más servicios en la nube, primero de forma gratuita y después pagando, nos iremos convenciendo de que sus virtudes apenas tienen pegas. Y una vez más, como viene sucediendo desde hace decenios, nos habremos dado cuenta de que nuestro país ha perdido el tren en favor de otros más espabilados.

Porque a día de hoy, casi todo lo que hay en la nube proviene de EE.UU., con contadas excepciones. Y los dos principales casos de éxito son todos norteamericanos: Salesforce y Amazon.

Valga la siguiente lista como resumen de la ya amplia oferta de servicios en la nube:

– Empresas que ofrecen la infraestructura necesaria para dar servicios en la nube: Amazon, Microsoft Azzure, Oracle, IBM.
– Programas para hacer backups almacenando información en la nube: Dropbox, Google Drive, Apple iCloud.
– Programas para crear álbumes de fotos en la nube: Flickr.
– Programas para almacenar música en la nube: Spotify
– Programas de uso profesional: Adobe Creative Cloud
– Programas de gestión empresarial: Salesforce
– Programas para analizar grandes volúmenes de datos (Big Data)

Y como el mundo del hosting también se está desplazando hacia la nube, por sus ventajas de coste y flexibilidad, aprovecho para lanzar algunos consejos para elegir un buen proveedor:

– Si no tienes unas grandes necesidades de que la web esté permanentemente online y puedes tolerar caídas y bajadas de rendimiento, lo ideal es un cloud público en el que se comparten recursos con otras empresas. En el fondo, es un hosting de toda la vida disfrazado como nube. Las grandes empresas de hosting, como 1&1, OVH, Arsys o Acens, ofrecen servicios de este tipo.

– Si eres una empresa que quiere tener un cierto control y no depender de las conexiones a Internet para que el software esté accesible en todo momento (por ejemplo, una cadena de supermercados o de bancos), tu solución se llama «cloud privado». Básicamente, consiste en unir mediante conexiones VPN todos tus establecimientos con un servidor central en el que sí hay servidores que funcionan como nube.

– Si eres una institución pública, esto último resulta esencial. Y empieza a haber proveedores, como Amazon, con productos diseñados específicamente para administraciones, aunque en este caso creo que es esencial que el país donde están las máquinas sea el mismo del gobierno de turno. En este sentido, conviene recordar que el Gobierno francés está creando una «nube pública», financiada a través de un consorcio público-privado.

– Hay que vigilar mucho el tema de la seguridad, ya que en la nube todo está accesible desde fuera (salvo que utilices un cloud privado con conexiones propias). Cifrar las comunicaciones y hacer backups de los datos es básico. Busca proveedores que te ofrezcan este tipo de servicios o, cuando menos, que te permitan exportar tus datos para hacer tus propios backups. Por razones legales, es mejor disponer de un proveedor que opere en Europa que uno que lo haga en otro país. La política de protección de datos es uniforme en toda la UE y es más sencillo ejercer acciones legales.

– Si eres un proveedor de software y buscas una empresa que te ofrezca una buena infraestructura de cloud, es importante revisar las condiciones de sus centros de datos. Esto es fácil pues es un tema que se suele certificar y es fundamental firmar cláusulas de indemnización en caso de fallo. Son conocidas, en este sentido, las caídas de Amazon.

– Si eres proveedor de software en la nube, es fundamental establecer una buena política de seguridad de los datos. Si se produce una fuga, eso puede suponer el cierre del negocio, al margen de las posibles multas de la Agencia de Protección de Datos.

Y a continuación, algunas empresas que ya ofrecen infraestructuras de cloud computing en España:
– Telefónica: ofrece un servicio para hacer correr aplicaciones en la nube para pymes, Aplicateca y controla Acens, que se hace llamar «the cloud hosting company».
– Arsys: ofrece un hosting en la nube llamado CloudBuilder
– OVH: este proveedor francés tiene desde hace un año una plataforma de servicios de cloud computing
– Google: su servicio Google Apps funciona en la nube y además ofrece Google App Engine y Google Compute Engine
Oracle, que recientemente ha anunciado el próximo lanzamiento de una plataforma de cloud computing, tanto pública como privada (almacenada en el data center del cliente). Además, Oracle ha desarrollado una base de datos especificamente diseñada para la nube, Oracle 12c.
HP
– 1&1: servidor cloud dinámico
IBM
– Microsoft: Windows Azure
– Amazon EC2, que es el auténtico pionero en estas lides.
– SAP, que ha creado una nueva división independiente de cloud computing en la que ha integrado a su plataforma NetWeaver Cloud Portal y a dos empresas compradas: SuccessFactors (por la que pagó 3.400 millones de dólares en febrero de 2012) y Ariba (ha pagado por ella 4.300 millones de dólares). Ahora la empresa alemana asegura tener 17 millones de usuarios que utilizan la nube y espera alcanzar unos ingresos anuales de 2.000 milones de dólares para 2015.
– Consultoras como Cap Gemini o Ibermática (IberCloud) ofrecen fundamentalmente nubes privadas. También lo hacía Strelia, aunque la acaba de absorber la aeronáutica Aernnova y creo que ha dejado de ofrecer servicios.
– Empresas de servicios de Internet en general que tienen infraestructura propia y que se han introducido en este campo, como la catalana NTRglobal, la cántabra Softec Internet o la vasca Ibercom.

5 comentarios

Responder a iYop Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *