Jon Salvidea (Savvy): “La startup nace de la recaudación de fondos para un viaje de estudios”

Jon Salvidea (Donostia, 1985) estudió informática en Donostia, donde conoció a su socio Fernando Sáenz, con el que creó una ingeniería de software nada más terminar la carrera. La historia de cómo crearon esta primera empresa y una posterior especializada en industria 4.0, Savvy, empieza con la recaudación de fondos para el viaje de estudios.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Como eran estudiantes de informática, pensaron que podían recaudar dinero para el viaje de estudios haciendo páginas web en lugar de camisetas o mecheros, como suele ser más habitual. Pero a la cita solo se presentaron Sáenz y Salvidea, que convirtieron la colecta en un proyecto de empresa. “Fuimos a visitar sidrerías porque veíamos que estaban poco digitalizadas. No conseguimos venderles ninguna web pero todo el proceso nos ayudó mucho a conocer el funcionamiento de una empresa y con el tiempo sí que surgieron algunos clientes. Nos pagamos bien el viaje a EE.UU. y arrancamos una inercia comercial que nos llevó a convertirnos en emprendedores. Nos lanzamos y creamos Sislan Ingeniería. Antes ya habíamos montado un portal de póker, Euskadipoker.com, que terminamos vendiendo”, explicó.
  • Sislan Ingeniería nace en 2008 para vender servicios informáticos especialmente a agencias de comunicación. De consultoría pasó poco a poco a ser una empresa con producto propio. “De la mano de Pasaban descubrimos que había una enorme oportunidad en la industria de la máquina-herramienta. Sus máquinas de corte de billetes están instaladas en fábricas de todo el mundo y no las podían controlar sin sensorizarlas y conectarlas. Pasaban nos planteó un proyecto de este tipo y, dentro de nuestra inconsciencia, les dijimos que lo podíamos hacer. Entonces no teníamos ni idea de industria 4.0 pero pudimos hacer algo que entonces fue disruptivo. Y después decidimos extender el producto a otras empresas. Así nació Savvy Data Systems”, explicó.
  • La oportunidad era tan grande que Salvidea y Sáenz se plantearon en un determinado momento captar inversores para crecer más rápido. Su primer socio fue Angel Viñas, propietario del fabricante de espuma de poliuretano IPF, que además de ser cliente financió las primeras implantaciones del producto de Savvy. “Pero necesitábamos todavía más fondos y fuimos viendo a diversos candidatos, hasta que dimos con Danobatgroup. Hicimos una prueba y en solo cinco minutos nuestro técnico monitorizó una de sus máquinas delante de su consejo de administración. Se mostraron muy interesados y terminamos negociando solo con ellos. Su respaldo ha sido total y nos ha permitido avanzar más rápido en la innovación, en el producto y en el despliegue. Danobatgroup tiene a casi 50 personas centradas en la industria 4.0 y de su mano hemos podido crecer muy rápido. Al año siguiente ya estábamos monitorizando más de 100 máquinas”, explicó.
  • Savvy ha crecido muy rápido de la mano de Danobatgroup y hoy lidera la estrategia de industria 4.0 del grupo. Recientemente ha firmado con Fagor Automation un acuerdo que también va a multiplicar el despliegue. “Con Danobatgroup no hemos dado un pelotazo, pero sí hemos garantizado el crecimiento manteniendo nuestra libertad. Hoy en día nuestra tecnología es interoperable con cualquier dispositivo y, de hecho, con Fagor Automation vamos a comercializarla como marca blanca por toda Europa. Actualmente somos capaces de digitalizar una planta en la que hay máquinas de diversos fabricantes. Frente al líder, Siemens, nosotros nos adaptamos muy bien a necesidades concretas, aunque siempre aterrizamos con nuestro producto. Ikea o Airbus utilizan nuestra tecnología. Hemos construido algo escalable y queremos pasar de startup a scaleup”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.