Juan Carlos Ausín (Moov Drive Technology): “Hemos roto una barrera tecnológica para bicicletas urbanas”

Juan Carlos Ausín (Irun, 1973) estudió ingeniería industrial en Bilbao, se doctoró en Manchester y trabajó primero en Gamesa y luego en CAF con energías eólicas. Aficionado a la bicicleta hasta el punto de ir a trabajar en este vehículo, ha creado una startup para diseñar y comercializar vehículos urbanos eléctricos con una ventaja tecnológica sustancial, Moov Drive Technology.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Ausín aprendió a emprender trabajando por cuenta ajena. El proyecto que tuvo que abordar en CAF implicó la concepción de un nuevo tipo de aerogenerador para mini-eólica y su posterior lanzamiento comercial. “Fue un nuevo negocio en el que tuve que aprender de todo. Aunque se vendió muy bien en Japón, lamentablemente CAF decidió cerrarlo y me tuve que buscar la vida después como consultor. Mi fuerte había pasado a ser el acercamiento de nuevos productos al mercado, así que un día decidí que podía hacer lo mismo con algo que ya estaba diseñando en mi mente. Siempre me habían gustado las bicicletas y en un viaje de trabajo a Israel vi que allí ya había muchas eléctricas. Los jóvenes se estaban pasando de la moto a la bici”, explicó.
  • Una vez había decidido montar su empresa, Ausín indagó en torno a las tecnologías ya disponibles en el ámbito de las bicicletas eléctricos y vio que se podían mejorar. Se lo contó a dos ex compañeros de CAF expertos en ingeniería electromagnética y mecánica y pasaron a ser sus socios. “Hicimos un primer prototipo y recientemente, en una feria del sector en Alemania, hemos podido comprobar que hay demanda. Las ventajas de nuestro producto están relacionadas especialmente con la suavidad del sistema y su mayor eficiencia en cuanto a consumo de batería. En bajadas y frenadas conviertes el motor en generador. Se puede llegar a un 60% de mejora. Estas tecnologías ya estaban incluidas de serie en los coches y es curioso que nadie las hubiera aplicado todavía a los vehículos urbanos, que siguen utilizando motores con engranajes. Hemos roto una barrera tecnológica para las bicicletas eléctricas”, explicó.
  • Comprobada la viabilidad de la tecnología, el siguiente paso de Moov Drive Technology es comercializar su sistema. Su intención no es venderlo directamente sino a través de fabricantes de vehículos urbanos que quieran ofrecer asistencia mejorada. “No es un producto para bicicletas de baja gama que vas a utilizar una vez al mes sino para los de uso frecuente. Hemos estado en la sombra hasta ahora y vamos a empezar fabricando un número de unidades pequeño, entre 500 y 1.000. Después, cuando captemos 300.000 euros, podremos mejorar la producción para ofrecer precios más competitivos y aspiramos a llegar a 20.000 unidades. Es cierto que una posible salida sería incorporarnos a un fabricante de componentes”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *