¿Por qué los camiones escandinavos se quedan atrapados en las carreteras de Ezcaray?

google mapsHa vuelto a ocurrir. Un camión cargado de naranjas con destino al norte de Europa se ha quedado atrapado en una “carretera” cerca de Ezcaray. Esta vez el conductor era ruso e iba con destino Suecia y la otra vez se trataba de un ucraniano que iba hacia Letonia. Los periodistas especulan con GPS mal programados o con otro tipo de errores. Yo tengo otra teoría que probé en mis propias carnes.


Es una cuestión de ahorro de peajes. Cuando se viaja por carretera de Madrid hacia Irun, el camino más rápido exige tomar la A-1, que en varios trozos (Burgos-Miranda y Vitoria-Irun) es autopista de peaje. Y no precisamente barata. Para evitar estas cargas extras, muchos camioneros y algunos conductores optan por la N-1, más lenta pero tampoco tan incómoda, si no te importa circular a 50 Kms/hora en algunos tramos urbanos de Burgos.

Pero hay una tercera opción no muy conocida pero que resulta ser el camino más corto. Se trata de trazar una línea recta entre Madrid e Irun, lo que supone salirse de la A-1 a la altura de Aranda de Duero y recorrer varias carreteras comarcales hasta llegar a Haro, donde se puede enlazar otra vez con rutas de mayor capacidad.

Esta “anomalía” se explica por el hecho de que las carreteras radiales españolas, las que salen de Madrid hacia los diferentes extremos (entre ellos, Irun) no son líneas rectas, sino que tratan de unir ciudades importantes. En el caso de la N-1, esto explica que pase por Burgos. Además, viajando hacia el norte hay una razón adicional para no pasar por La Rioja: evitar la Sierra de la Demanda.

Es precisamente en este último punto donde los dos camiones se han quedado parados. Y es que la ruta más recta, que sí aparece en los mapas, exige atravesar las principales cumbres de La Rioja para llegar a Ezcaray. Son carreteras que no deberían llamarse así y que ni siquiera deberían figurar en el mapa.

Lo sé porque lo he probado. Yo soy uno de los que ha intentado ir desde Madrid al País Vasco a través de La Rioja. Lo hice por probar y con un coche, no con un camión. Pero las pasé canutas. Y es que lo que en el mapa figura como carretera que une Monterrubio de la Demanda con Valdezcaray es en realidad un camino forestal.

Es decir: no está asfaltado, tiene curvas de impresión, piedras sueltas del tamaño de rocas, ausencia total de señalización y pendientes que se corresponden con subidas para cabras. Con coche sufrí y a punto estuve de darme la vuelta varias veces. Afortunadamente, un guarda forestal me ayudó a escoger una ruta con menor pendiente. Con camión me habría muerto del susto.

Así que, a mi juicio, lo que les ha ocurrido a estos dos camioneros y les pasará a otros en el futuro tiene dos explicaciones:
– Los peajes en ciertas carreteras llevan a mucha gente a escoger otras rutas. Esto es probablemente inevitable.
– En España todavía hay carreteras que figuran en los mapas (y en los GPS) que no son dignas de ese nombre.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

3 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *