¿Bicicletas públicas? Mejor que los ayuntamientos se dediquen solo a hacer carriles bici

Observo que muchos ayuntamientos, incluidos los más grandes, se están dedicando a poner bicicletas a disposición del público. En algunos casos, como Bilbao o Getxo, de forma totalmente gratuita y sin haber desarrollado una adecuada infraestructura de carriles que haga seguro el uso de este medio de transporte. En otros, como San Sebastián, Barcelona o Madrid, de pago. Creo que están perdiendo el tiempo.


Y es que ya hay empresas privadas dispuestas a desplegar este servicio. Me refiero a los Ofo, Mobike (150 ciudades), Gobee.bike (en Hong Kong y dos ciudades de Francia), LimeBike (12 ciudades de EE.UU.) y oBike, startups que basan su negocio precisamente en el alquiler de bicicletas disponibles libremente en las grandes ciudades. Si algún municipio quiere desplegar una red de este tipo, lo mejor que podría hacer es promocionar la creación de nuevas empresas que ofrezcan algo similar o incentivar a las multinacionales para que se asienten en sus calles. Ofo, por ejemplo, acaba de sellar un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid.

Su funcionamiento es posible gracias, una vez más, a la tecnología. Este es, en resumen su funcionamiento:
– Las bicicletas no tienen propietario, son compartidas. La empresa se encarga, eso sí, de su mantenimiento y de la comercialización de su soporte publicitario.

– No es necesario aparcarlas ni candarlas. Se recogen literalmente de la calle y su localización se realiza, con una app móvil, gracias al GPS y conectores (más o menos como si tuvieran un móvil dentro) incluidos en cada bicicleta. Esto se conoce, por cierto, como Internet de las Cosas.

– Para activar la bicicleta (y poder utilizarla) es necesario conectarla con la app móvil, que es también la que controla el tiempo de uso y lo que se va a pagar. Idem para la desactivación.

– La inteligencia del sistema está en la nube (en Internet), donde quedan almacenados todos los datos de uso. Esta información tiene, por cierto, un enorme interés comercial, lo que me permite sospechar que en no mucho tiempo estas bicicletas serán de uso gratuito.

– Las tres startups han desarrollado también sistemas de inteligencia artificial capaces de predecir el uso por horas y días con el fin de evitar que deje de haber bicicletas en un punto en un determinado momento.

Es cierto que la irrupción inmediata de estas startups puede generar problemas de aparcamiento de bicicletas en ciertas zonas. También de seguridad. Pero es ahí donde deben incidir las autoridades, especialmente en aquellas ciudades que hasta ahora veían a la bici solo como un entretenimiento de fin de semana y que ni han construido carriles ni lugares donde poder estacionar estos vehículos.

Foto: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Youon,_Mobike_Classic,_Bluegogo,_Mobike_Lite,_and_Ofo_bikes.jpg

Estos son los principales actores del mercado a día de hoy, clasificados por sus medios sociales:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *