Si tienes dinero, invierte en startups de seguridad

securityLa seguridad es la tendencia del momento en Internet. Y no por casualidad. Los constantes incidentes informáticos que se han producido este año, incluyendo la filtración de los datos de los clientes de Ashley Madison y TalTalk o de los ejecutivos de Sony, han hecho más presentes que nunca las amenazas que existen en la Red. Y las subidas en bolsa de las firmas de seguridad no se han hecho esperar.


Es el caso de Palo Alto Networks (+30% en lo que va de año), CheckPoint (+20%) o Imperva (+80%). También as hay que han bajado, como Symantec o Fireye, aunque en agosto subieron con fuerza. Espoleadas por las noticias que transmiten inseguridad, se convierten en un refugio seguro, valga la redundancia, para los inversores. Hay que recordar que otro acontecimiento de actualidad, el caso Snowden, está detrás del crecimiento de la startup vasca Enigmedia, que ha desarrollado un software que permite cifrar las comunicaciones por móvil que han comprado, entre otros, una buen número de las empresas del Ibex-35.

En cualquier caso, las modas periódicas tienen mucha relación con las subidas de la cotización de unas u otras compañías. Los portales y los buscadores fueron las estrellas en su momento, después vinieron las tiendas online, que pasaron el testigo posteriormente a las redes sociales y, recientemente, al consumo colaborativo. La seguridad parece ser el nuevo oro de una Internet de la que cada vez dependen más procesos vitales y económicos.

Ya no vale con un antivirus ni con tener la última actualización de todos los programas. Ahora es más necesario que nunca realizar auditorías periódicas de los sistemas informáticos conectados a Internet e incluso plantearse colocar algunos datos alejados de la Red mediante barreras tipo firewall o en la nube con protección constante como servicio.

Las nuevas tendencias tecnológicas como el Internet de las cosas o las smart cities, que siempre incluyen dotar de inteligencia y conexión a objetos físicos no hacen sino incrementar el negocio de la seguridad. Y es que con todo conectado y con un creciente flujo de datos, establecer medidas de protección se convierte en un requisito sine-qua-non.

Hay quien ha calculado la evolución del negocio, que van desde el 5% hasta el 12% anual. Estas perspectivas no solo benefician a las empresas que cotizan en Bolsa sino también a las startups que desarrollan productos en este campo. Además de Enigmedia, merece la pena citar a las siguientes en España:

– Smiley Owl Tech (Snowl). El ex directivo de S21Sec Ricardo Vea y el centro tecnológico Vicomtech han desarrollado un sistema de verificación de identidad mediante reconocimiento facial.

– Sealpath, que desarrolla software de protección de documentos confidenciales. Está formada por ex empleados de Panda Security.

– Telefónica ha invertido en dos startups de seguridad informática: Blueliv e Eleven Paths.

AlienVault y PassWordBank, de las que ya hablamos anteriormente y que triunfan en EE.UU. (la segunda ha sido comprada por Symantec).

Arima. Startup de San Sebastián que ha desarrollado una solución open source de seguridad de aplicaciones web. La utilizan varios bancos internacionales.

Buguroo Offensive Security, que desarrolla soluciones de seguridad anti-hacking. Compite con otra española, S21Sec, además de Eleven Paths. Generalmente trabajan para encargos específicos.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *