¿Qué pasa si un día viene la Policía a tu casa y te detiene por pedofilia?

guardia_civilHoy hay que felicitar al periodista de El Correo Josu García por haber conseguido entrevistar a dos baracaldeses que han pasado casi un año en la cárcel acusados de un delito que nunca cometieron: corrupción de menores. Para más inri, la Guardia Civil les detuvo en el marco de una operación, bautizada como “Nablot”, contra “una de las mayores redes de distribución de pornografía infantil de España”.


Los protagonistas eran los dos baracaldeses y un tinerfeño, a los que todos los medios de comunicación, que alabaron la actuación policial, calificaron directamente de “pedófilos”. La nota de prensa, que todavía está en la web del Ministerio del Interior, habla de PCs y discos duros incautados, de más de un terabyte de información, casi todo vídeos, y de los amplios conocimientos de informática que poseían los detenidos.

Hay incluso una descripción estremecedora: “En el conjunto de la operación se han incautado fotos y, mayoritariamente, vídeos enormemente vejatorios para con los menores, muchos de ellos bebés de pocos meses, sometidos a prácticas aberrantes, los cuales eran distribuidos a través de programas P2P”. “En el interrogatorio nos preguntaban cosas extrañísimas: que si hacíamos fotos a nuestros sobrinos cuando les bañábamos. Yo alucinaba de las barbaridades que decían”, explicaron al periodista de El Correo.

Al final, resulta que los ficheros estaban en sus ordenadores por pura casualidad y que los baracaldeses eran en realidad coleccionistas de vídeos de series y películas descargadas con eMule, la mayor parte para compartir con sus amigos. Pero ya estaban linchados públicamente y habían pasado varios meses en Nanclares.

Lo novedoso del caso es que den ahora la cara. Me consta que no es la primera vez que ocurre. El afán publicitario del Ministerio del Interior, investigaciones policiales no suficientemente profundas y la desconfianza de muchos periodistas hacia Internet han convertido en un clásico las operaciones contra la pedofilia.

En otras ocasiones, los afectados habrán preferido sin duda salir corriendo hacia otros lares en los que puedan comenzar una nueva vida. Los dos protagonistas de la entrevista de El Correo han hecho lo correcto: dar la cara y tratar de empezar de nuevo pero sin huir. Otros que deberían aprender una lección son los ciudadanos que se creen a pies puntillas lo que les cuentan en la tele. En este mundo en que vivimos hay que ser relativamente escéptico.

Este vídeo viene muy a cuento:

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

26 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *