Los 15 principales emprendedores en serie españoles del ámbito digital

emprendedorEmprender tiene mérito, pero hacerlo después de haber tenido éxito y, por tanto, la posibilidad de retirarse, todavía lo tiene mucho más. Ellos son los “emprendedores en serie”, personas que han creado una nueva startup (o más) después de haber conseguido vender la primera. Veamos quiénes son los 15 principales en España en el ámbito digital.


1. Martín Varsavsky. Nacido en Argentina, nacionalizado norteamericano y finalmente convertido, por amor, en ciudadano español, es el emprendedor más adicto que pueda haber en nuestro ámbito. Y eso que se la ha pegado ya al menos una vez. El es bueno en crear y buscar financiación para hacer crecer la startup, aunque después suele retirarse. Empezó con propiedades inmobiliarias en Nueva York, después se pasó a las telecomunicaciones de la mano de Viatel y, tras su llegada a España, fundó primero Jazztel y después Ya.com, esta última inicialmente como filial de la primera. Tras Fon, su último proyecto es una startup que quiere revolucionar la gestión de embriones en todo el mundo, Prelude, que ya ha captado la friolera de 200 millones de dólares.

2. Jesús Monleón. Este economista catalán empezó creando eMagister en la mayor factoría de startups que ha habido en España, Intercom. Desengañado, se pasó al otro lado y, durante varios años estuvo gestionando las inversiones de La Caixa en startups. No aguantó mucho y su vena emprendedora le llevó a crear primero SeedRocket, la primera aceleradora del país, a ayudar después a Trovit a convertirse en un gigante mundial de los clasificados y finalmente a montar Offerum. Startup por la que ha pasado, startup que se ha vendido por una cantidad multimillonaria. Y su capacidad de contagio de su pasión es tal que hasta su pareja se ha hecho emprendedora: creó Birchbox en España. Ahora se dedica a invertir, aunque desde SeedRocket no para de ayudar a emprendedores.

3. Miguel Vicente. Este ingeniero industrial castellonense demuestra que la vena emprendedora puede surgir en cualquier momento, incluso casi a los 40 tras llevar una vida normal trabajando para una multinacional. Y como en el momento en que decidió emprender, para “vivir la experiencia de ponerse al límite”, estaban de moda las compras flash de Groupon, él decidió crear el portal de ofertas Letsbonus. Antes de venderlo ya había girado su interés hacia los clasificados en el móvil de la mano de Wallapop, que todavía no ha vendido pero está en el camino. También ha creado, con su socio Gerard Olivé, startups como Cornerjob, Shopery o Deliberry y, recientemente, ambos han puesto en marcha un instrumento de inversión llamado Antai.

4. Adeyemi Ajao. Este hijo de nigeriano y española asentados en Málaga es uno de los corazones de Tuenti, startup que como es sabido se vendió a Telefónica cuando solo era una red social que competía con Facebook. Y no paró ahí. Primero creó Jobandtalent, de la que se salió casi tan rápido como de Tuenti, y después Identified, vendida a Workday. También ha participado en la gestación de Cabify desde Madrid.

5. François Derbaix y Marta Esteve. Van juntos porque son pareja y suelen fundar las startups casi como quien hace niños. La primera, vendida hace ya tiempo a un grupo norteamericano, es Toprural, que se convirtió en el líder en la reserva de agroturismos en España. Después vinieron Rentalia y Soysuper. Ultimamente parecen haberse dividido y Derbaix, que es de origen belga, está centrado en startups fintech y especialmente en Indexa, un inversor automático del que ya hablaré en otro momento porque lo estoy utilizando.

6. Marek Fodor. Otro caso de un extranjero que se vino a España, en concreto a Barcelona, y se quedó para emprender. Su primera startup fue Atrapalo, una agencia de viajes online que fundó con tres amigos y que, de la mano de eso que hoy se conoce como growth hacking, consiguió convertir en uno de los líderes del mercado. Ya fuera de esta startup y muy implicado en la aceleradora Seedrocket, conoció a los promotores de Kantox, una empresa que aspira a revolucionar las transferencias online, y se casó con ellos.

7. Carlos Blanco. Es uno de los emprendedores españoles más conocidos, porque ha escrito libros, mantiene un blog, se prodiga en eventos e incluso lleva organizando desde hace muchos años uno directamente: First Tuesday. Sus primeras aventuras como emprendedor le llevaron a la ruina en plena debacle de la burbuja puntocom. Pero persistió y, a través del grupo Itnet, creó Akamon, startup que desarrolla juegos online y que consiguió vender hace un año. Ultimamente se dedica exclusivamente a invertir en otros y a gestionar aceleradoras a través de Conector.

8. Eneko Knörr. Este licenciado en empresariales nacido en Vitoria pero de bisabuelos alemanes mamó emprendimiento en casa. No en vano, su familia creó Kas, mítico fabricante de refrescos finalmente vendido a Pepsi. Y él no ha querido ser menos. Recién licenciado, montó una empresa de gestión publicitaria online con varios compañeros de universidad y después puso en marcha Hostalia, un proveedor de hosting que se llegó a convertir en uno de los más grandes de España hasta su compra por Acens (actualmente, Telefónica). Podría haberse retirado pero siguió invirtiendo, tanto en proyectos propios (Ideateca y Ludei) como en los de otros (Ticketbis es el más conocido).

9. Dídac Lee. Este hijo de chinos asentados en Girona es conocido por su papel en la transformación digital del Barça, pero es ante todo un emprendedor en serie. Empezó creando una incubadora de proyectos en su ciudad de origen y desde ahí gestó primero la agencia Atraczion y después startups como Zyncro, Tradeinn o Alpify. Actualmente gestiona una firma de inversiones, Galdana Ventures.

10. Félix Ruiz. Pareja de Carla Goyanes y “el loco de la clase”, según su amigo Zaryn Dentzel, ex director general de Tuenti. Es él quien gracias a su simpatía y a su experiencia como relaciones públicas de discotecas, consiguió atrapar a los primeros usuarios de la red social comprada por Telefónica hasta convertirla en la más importante entre los jóvenes españoles. Concluido su periplo en Tuenti, puso en marcha con varios socios la startup Jobandtalent, en la que ocupa actualmente la presidencia.

11. Jesús Encinar. Este segoviano de 45 años trabajaba como consultor cuando, harto de viajar y pasar mucho tiempo fuera de casa, decide convertirse en emprendedor. No lo hizo solo: en la tarea le acompañaron dos ex compañeros de estudios, Bernardo Hernández y César Oteiza. Idealista nació en el mejor momento, en plena burbuja puntocom, cuando el dinero salía de todas las esquinas. Tuvieron la fortuna de cerrar una ronda en pleno derrumbe, lo que les permitió resistir y hasta crecer. Con la empresa ya asentada y con una valoración multimillonaria, Encinar siguió creando startups. Entre otras, 11870 y Toprural.

12. Gerard Olivé. Este publicista catalán se introdujo en el mundo de Internet de la mano de Rodolfo Carpintier, ideólogo de Netjuice, una consultora informática que ganó mucho dinero durante la burbuja de las puntocom pero que desaparició con el pinchazo. Después creó su propia agencia de Internet, BeRepublic, y sus diferentes hijos, como Be Ad Agency o Be Pretty, y que tuvo la virtud de permitirle conocer a Miguel Vicente, que necesitaba ayuda externa para Letsbonus. Desde entonces son inseparables y han cofundado Wallapop, Deliberry o Antai. Además, está detrás de la app Glovo.

13. Joaquín Ayuso. Este programador madrileño es el autor del primer prototipo de Tuenti y, por tanto, uno de los fundadores de esta red social. Y tras vender la startup, decidió marcharse a California, donde puso en marcha Kuapay, un sistema de pagos móviles que dio mucho que hablar y que ahora está incubando el BBVA en su sede de San Francisco.

14. Iñaki Ecenarro. Este licenciado en empresariales de origen guipuzcoano trabajó primero para consultoras multinacionales como PwC o McKinsey, donde se cansó de analizar startups y modelos de negocio disruptivos. Así que decidió lanzarse a la aventura. Primero desde Intercom, después bajo el abrigo de Julio Alonso en Weblogs SL y finalmente ya solo a través de Trovit, donde supieron combinar SEO con anuncios clasificados. Vendida esta startup por casi 100 millones de euros, ahora se dedica a gestionar su patrimonio.

15. Axel Serena. Su vida daría para un libro entero. Pero se puede abreviar en que es, junto con Eudald Domenech, el único emprendedor español que ha sobrevivido desde el nacimiento de Internet hasta nuestros días y que solo él ha sabido crear startups que le han hecho millonario y le han generado pérdidas multimillonarias, le han trasladado a paraísos fiscales e incluso le han llevado a la sección de sucesos de los medios. Su gran virtud es, además de un infinito conocimiento sobre el mundo de los negocios online, el haberse sabido rodear de un equipo que le ha acompañado en todas sus aventuras. Entre ellas, Intercom, Andornet, Ad Pepper, Ya.com, Quasar Elite, Vittalia o Littio.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Un comentario

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *