Emprender tiene mérito, pero hacerlo después de haber tenido éxito y, por tanto, la posibilidad de retirarse, todavía lo tiene mucho más. Ellos son los “emprendedores en serie”,