¿Fiestas para esto?

Cuando uno ve imágenes como ésta, se pregunta si las fiestas populares están bien planteadas e, incluso, si deberían celebrarse. Esta noche, a las 3.30 un centenar de personas, probablemente alcoholizadas, se han liado a golpes entre sí y contra la estación de metro de Algorta.


Al fin y al cabo, la mayor parte de las fiestas populares están planteadas en torno a litros de kalimotxo vendidos por txosnas y demás tenderetes de quita y pon. Nada grave si este tipo de cosas se hicieran a cierta distancia de lugares habitados, donde no puedan molestar a nadie. Sorprende especialmente que las fiestas populares cuenten, encima, con presupuesto público y que, sin embargo, se persigan iniciativas espontáneas como las macrokedadas de febrero.

Por cierto, que por Internet ya están circulando versiones “no oficiales” de lo sucedido, como ésta.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *