Josema Cuerda (fundador de Solopuzzles): «Hemos multiplicado por 20 las ventas durante el confinamiento»

Entrevistamos a Josema Cuerda (Vitoria-Gasteiz, 1971), que lleva emprendiendo en Internet desde el siglo XX, ha vivido ya tres crisis y se ha especializado en el comercio electrónico. Su última iniciativa, Solopuzzles, que fabrica y comercializa puzzles personalizados, va viento en popa gracias al confinamiento, hasta el punto de multiplicar sus ventas por 20 y obligarles a producir y enviar 400 unidades al día.

Esto es lo más interesante que nos contó:

  • Los puzzles tienen la ventaja de que es un producto que no tiene obsolescencia y se puede vender, sin mayor adaptación, en cualquier punto del mundo.
  • Su catalizador en la venta de puzzles por Internet ha sido Amazon, que les abre de golpe escaparates en todo el mundo y les genera el 50% de la demanda. «Amazon es un socio duro, que te obliga a ser muy profesional, pero te da mucho empuje. Hay que tener en cuenta que mucha gente compra ahí porque eso le da seguridad», explicó.
  • Otro pilar de Solopuzzles es el email marketing con los clientes previamente captados, además de la publicidad en Facebook e Instagram. «Seguimos utilizando el SEO aunque ya no es tan importante como antes», reconoció, antes de apuntar al whatsapp como herramienta con mayor futuro en labores de fidelización.
  • La tercera herramienta comercial de Solopuzzles es la atención al cliente. «Es fundamental, especialmente por teléfono. Siempre hemos querido mostrar que estamos detrás y tenemos a una persona dedicada al 100% al esto. Por todo ello, las reseñas de nuestros clientes en Amazon son muy buenas», explicó.
  • Empezaron con los puzzles en 2004, aunque al principio se los compraban a una fábrica que tuvo que cerrar con la crisis de 2009. En ese momento decidieron producirlos ellos mismos, una decisión que con el tiempo ha resultado esencial para ganar en flexibilidad. Fueron los primeros en poder fabricar el puzzle en 24 horas una vez recibido el pedido.
  • Otra decisión acertada fue preparar la infraestructura técnica para hacer el negocio escalable. «Estábamos expandiéndonos por todo el mundo y lo necesitábamos, pero nos ha resultado esencial para poder abarcar el exceso de demanda que ha producido el confinamiento. En dos meses vamos a vender lo mismo que en año y medio. Después del papel higiénico ha venido el puzzle. Hemos aparcado la internacionalización, eso sí», explicó.
  • Tienen otra división de B2B (comercio electrónico entre empresas) que empezó con un portal de venta de maquinaria de segunda mano, sector en el que llegó a ser líder en España. En paralelo pusieron en marcha CDtarjeta Innova, que busca productos de electrónica que se puedan personalizar. Su producto estrella es actualmente la videotarjeta, que fabrican en Europa. «Esto está parado ahora mismo, pero llevamos haciéndolo desde 2002 y tenemos muchos miles de clientes, que captamos sobre todo por SEO», explicó.
  • Un consejo que aportó para quien quiera introducirse en el comercio electrónico es buscar un sector en el que los márgenes sean altos y el mantenimiento posterior sea mínimo. «En su momento abrimos un portal de móviles y vendíamos entre 15 y 20 al día. Pero morimos de éxito porque ganábamos poco y los clientes nos llamaban con todo tipo de problemas», recordó.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *