El Guggenheim y la internacionalización de Euskadi

Estoy en Israel en una conferencia internacional en la que todo el mundo conoce Bilbao, gracias al Guggenheim. Es agradable decir que eres de Bilbao. Lucir txapela vasca tiene, sin embargo, unas connotaciones políticas muy difíciles de combatir.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: