La Sureña la lía

Comentábamos el otro día que, con su oferta de cinco cervezas a tres euros, la cadena de franquicias La Sureña estaba teniendo un gitantesco éxito que estaba siendo replicado por muchos bares y tabernas de Madrid. No hay más que ver el gentío que se conforma en torno a estos establecimientos en el centro de Madrid, para desgracia de los vecinos, que ven cómo los alrededores de sus viviendas se llenan de muchedumbres atraídas por la bebida barata.


Sucede en la capital de España pero también esta pasando en otras ciudades como Sevilla o Pamplona. En la localidad hispalense, La Sureña había abierto sin licencia y, según la Policía, estaba vendiendo alcohol a menores. Los vecinos tampoco estaban precisamente contentos, al igual que en el Casco Viejo de Pamplona, donde se quejan públicamente de la suciedad y ruido que generan los clientes de La Sureña.

“Anteriormente no había establecimientos hosteleros en esta calle, y el ambiente festivo se ceñía a las vías colindantes”, explican en un periódico de la capital navarra. Los responsables del local aseguran limpiar la calle a las 12, hora de cierre diario de esta taberna. El mayor problema para los vecinos estriba en que los clientes beben y fuman en el exterior del establecimiento, incrementando considerablemente el ruido y las molestias, especialmente entre 20 y 23 horas.

3 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *