Irma V. Gilbert (iPrint 3D Spares): “Queremos ser el amazon de la impresión 3D”

Irma V. Gilbert (Maringá, Paraná, Brasil, 1962) se graduó en marketing y ventas y trabajó en una empresa de construcción en Portugal y Reino Unido antes de crear una ingeniería de fabricación aditiva. Atraída por BIC Araba, en 2021 fundó en Vitoria-Gasteiz la startup iPrint 3D Spares para poner en marcha un marketplace de componentes de automoción impresos en 3D, lo que ella denomina “el amazon de la impresión 3D”.

Esta es su historia:

  • Gilbert descubrió el mundo de la impresión 3D de la mano de un profesor del MIT, que le enseñó que se podían construir casas con herramientas digitales. Ella entonces llevaba 15 años trabajando en el sector de la construcción en Reino Unido, por lo que creó una ingeniería especializada en la materia. “Vi una gran oportunidad de mercado en la fabricación aditiva. La gente me decía que el mercado no estaba preparado, pero yo empecé a perder interés por mi actividad anterior y me centré en investigar cómo podíamos imprimir casas en 3D en Europa. Tuve que hacer todo desde cero. Pero según me fui adentrando empecé a ver que había mercados más grandes que el de la construcción. Sobre todo cuando se estropeó mi coche y me di cuenta de que el componente que necesitaba el mecánico no era fácil de encontrar”, explicó.
  • Gilbert mostró su proyecto, centrado en la automoción, en BIC Araba y al día siguiente le llamaron para decirle que lo iban a apoyar financieramente. Es así como aterriza en Euskadi, donde ha plantado la startup que aspira a comercializar diseños de piezas que después se pueden imprimir en 3D en cualquier punto del mundo. “iPrint 3D Spares es una evolución del concepto de fabricación aditiva en el que ya estaba. Poca gente vende diseños, salvo Mercedes, que se los ofrece a sus distribuidores y talleres. Nosotros hemos empezado con los componentes de automóvil, que así pueden llegar a cualquier mecánico, pero lo hemos planteado para cualquier otro producto. El cliente acude a nuestra web, selecciona el artículo que le interesa y después le llega impreso. Colaboramos con fabricantes como Optimus 3D, que está en Alava”, explicó.
  • Gilbert ha invertido medio millón de euros en su startup y ahora está buscando otros dos millones para poder avanzar. Una de las claves va a ser disponer de ingenieros propios para elaborar diseños de los productos más demandados. “Somos conscientes de que necesitamos tanto proveedores de objetos como clientes que los quieran comprar. Para que los fabricantes de coches o de autocaravanas se animen a ofrecer sus diseños, hemos apostado por su protección mediante técnicas de ciberseguridad basadas en blockchain. Nos interesan tanto los que producen componentes de automoción como los de electrodomésticos y los de equipamientos médicos para amputados. Y para hacer nuestros propios diseños haremos ingeniería inversa”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.