El interminable cambio de manos de las galletas Artiach

Las galletas Chiquilín mencionaban Bilbao hasta 1983
Mención a Bilbao en galleta Chiquilín

Las galletas de Artiach son un clásico de este blog. No sólo por ser originarias de Bilbao (algo que mencionaba la propia galleta Chiquilín), sino por sus constantes cambios de manos. Tras las inundaciones de 1983 la empresa pasó de la familia propietaria a Nabisco y la fábrica se trasladó a Orozko, dejando de incluir «Bilbao» en sus galletas.

[Actualización 08/04/2015] Incluso hay un curioso viaje de ida y vuelta entre 1987 y 1993: En 1987 Tabacalera compró el 49’5% de las filiales españolas de Nabisco, llegando al 100% dos años después y creando el grupo Royal Brands. Este grupo fue vendido por Tabacalera a la propia Nabisco con fuertes plusvalías, primero un 50% en 1993 y después otro 50% en 1994. [Fin de la actualización]

En 2000 se hizo cargo United Biscuits y desde hace tiempo todos los años pares (excepto 2010) Artiach ha tenido nuevo propietario.

En 2006 pasó a manos de Kraft, en 2008 a Panrico, en 2012 a Nutrexpa y en 2014 ha sido parte de un curioso movimiento corporativo. Nutrexpa, que era propiedad al 50% de las familias Ventura y Ferrero, se dividió en dos  empresas, una para cada familia. Aunque la separación fue amistosa, se realizó para evitar futuros conflictos internos entre ambas, que se veían venir precisamente desde la compra de Artiach. Curiosamente en un sector como el alimenticio, donde las multinacionales acaparan decenas de marcas y cada vez hay menos empresas familiares, se crean dos.

Los Ventura se quedaron con la división de galletas y alimentación (bautizada como Adam Foods) con las marcas Cuétara, Artiach, La Piara, Granja San Francisco, Phoskitos y Aneto. Para los Ferrero (Idilia Foods) fue el cacao: Cola Cao, Nocilla, Paladín, Okey y Mesura.

[Actualización 13/04/2015: Para mayor visibilidad, copio aquí un comentario de esta entrada]

Al final las marcas son sólo un activo más empresarial de las grandes empresas del sector, aunque exista formalmente Galletas Artiach S.A. (domiciliada en Barcelona). Por ejemplo, en 2002 los sindicatos de Fontaneda reclamaron a United Biscuits que cumpliese su compromiso de que varios productos Artiach se elaboraran en Aguilar de Campoo (Palencia). Y en la compra de Artiach por Nutrexpa se incluía un acuerdo con la belga Lotus Bakeries para que ésta explote la marca Dinosaurus de Artiach a nivel internacional, excepto en España, Portugal, Marruecos, Argelia y México.

En esta tesitura, a la fábrica vasca sólo le queda ser supercompetitiva para evitar la deslocalización de la produccción. En principio así lo parece, puesto que en plena crisis (2011) produjo 24.000 toneladas sobre una capacidad de 27.000.

Esperemos que nunca se repita en Orozko el caso “Huesitos”, en el que la multinacional Mondelez (nuevo nombre de Kraft Foods, una de las ex propietarias de Artiach) estuvo a punto de cerrar la histórica fábrica de Ateca (Zaragoza) y llevarse la producción a Polonia. Sólo la aparición de Chocolates Valor comprando fábrica y parte de las marcas lo evitó, aunque con el despido del 60% de la plantilla.

[Fin de la actualización]

 

2 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *