Coronavirus: empresas vascas que están actuando

Aunque el protagonismo principal durante la crisis del coronavirus está siendo pública, hay varias compañías vascas que están cooperando con las administraciones. Estos son los casos que se han dado a conocer y que deberían hacernos a todos orgullosos de nuestro tejido empresarial.

  • Maier. Este fabricante de componentes de automoción se ha puesto a fabricar en serie 1.600 viseras de uso sanitario al día con moldes aportados por la comunidad de makers. Lo hace en cooperación con Walter Pack, una firma de Igorre que hace piezas de plástico también para coches y que se encarga de la pantalla protectora. En principio, van a donar toda la producción a Osakidetza.
  • Sibol. Esta firma de Zamudio es el único fabricante estatal de mascarillas quirúrgicas. No ha creado ninguna nueva línea de producción pero sí que ha desplegado turnos para no dejar de producir en ningún momento.
  • Bexen Medical. Esta cooperativa de Hernani ha sido capaz de reconvertir sus instalaciones para empezar a fabricar en menos de un mes 10 millones de mascarillas quirúrgicas mensales. Las máquinas las está preparando actualmente Mondragon Assembly.
  • Bexen Cardio. Esta cooperativa de Ermua dedicada a fabricar desfibriladores consiguió en China 100.000 mascarillas que ha puesto a disposición de Eroski y de la Diputación de Bizkaia.
  • Erictel. Esta firma de Zamudio dedicada al hardware de telecomunicaciones ha hecho una app, Covid-19.eus, para que Osakidetza pueda hacer un seguimiento de las personas enfermas de coronavirus. No ha empezado con buen pie puesto que el programa da fallos, su web no funciona y Google Play todavía no lo ha incluido en su repertorio.
  • InitHealth. Esta firma bilbaína ha desarrollado una app capaz de realizar un pre-diagnóstico de un enfermo de coronavirus a partir de ciertas preguntas para posteriormente gestionar su cuarentena. Son funcionalidades muy similares a las de la app de Osakidetza.
  • Usoa. Este taller de Barakaldo que emplea a personas discapacitadas se ha puesto a fabricar batas y mascarillas para personal sanitario
  • Ubikare. Esta startup de Getxo ha diseñado la herramienta que permite recoger datos sobre el Covid-19 en los hospitales. La están utilizando ya 50 centros sanitarios.
  • Progenika. La biotecnológica del grupo Grifols está ultimando en Zamudio un nuevo kit de diagnóstico del coronavirus.
  • Graphenea e I+Med. Estas dos startups vascas han reciclado sus laboratorios para que se puedan emplear para la fabricación de hidrogeles, un producto muy demandado estos días.
  • A&B Laboratorios. Esta firma producía hidrogeles antes de la crisis del coronavirus y lo que ha hecho es incrementar la producción hasta el máximo posible y ha realizado una donación de material a la Diputación de Alava.
  • Enea. Esta firma vasca de mobiliario ha activado sus impresoras 3D para fabricar pantallas protectoras para sanitarios.
  • Eman Packaging. Esta firma donostiarra del grupo Docuworld ha fabricado mil máscaras de protección para sanitarios con una licencia “libre” de unos polacos y un troquel elaborado por Troqueles TAG.
  • Bilper. Esta empresa vizcaína de productos desinfectantes ha modificado la descripción de algunos de ellos para mencionar que eliminan el coronavirus y, ante el crecimiento de la demanda, su planta está trabajando en turnos de 24 horas.
  • Calzanor. Esta fira de Irun dedicada a la fabricación de alpargatas, que vende bajo la marca Juncal Aguirre, anda estos días produciendo batas y mascarillas para trabajadores de residencias.
  • Estudios Durero. En coordinación con Osakidetza, esta empresa vizcaína se ha puesto a producir botas sanitarias a partir de un tejido impermeable que suministra una firma portuguesa y que hasta ahora utilizaban para fabricar cajas de luz para iluminación o para arte. Además, está tejiendo mascarillas protectoras de plástico, al igual que otras compañías vascas.
  • Optimus 3D. Acostumbrada a utilizar impresoras 3D para fabricar material médico, esta startup alavesa ha iniciado sendos proyectos para producir respiradores de uso hospitalario. Uno de ellos, junto a personal de Airbus, para reutilizar las máscaras de buceo de Decathlon y otro, con un centro tecnológico catalán, para producir en serie este elemento tan vital en el tratamiento contra el coronavirus.
  • Lantegi Batuak. Esta sociedad que emplea a personas discapacitadas en Bizkaia está fabricando 20.000 mascarillas y pantallas de protección para sanitarios y profesionales de residencias y limpieza.
  • Mizar. Esta firma del grupo Alcor empezó a fabricar mascarillas para Osakidetza y ha diseñado también su propio respirador, para imprimirlo después en 3D, que está a la espera de la certificación de la Agencia Española del Medicamento.
  • Inovako. Esta startup alavesa de origen turco dedicada a la visión artificial está aplicando su tecnología a la identificación del Covid-19 en radiografías de pacientes.

El caso de Maier:

2 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *