Alesander Robleño (Omnis y Fokus): «Si volviera la mili, se debería parecer a Leinn»

Alesander Robleño (Donostia, 1989) combina emprendimiento, comunicación y videojuegos en una sola persona, lo que explica por qué no tiene una sino tres empresas. Formado también en una mezcla híbrida de tecnología y negocios, terminó en Leinn, unos estudios que él alaba aunque le gustaría que fueran más multiculturales y multigeneracionales.

Esta es su historia:

  • Robleño fue, durante tres años, jugador profesional de videojuegos, los conocidos como esports. Como lo que le pagaba su equipo era insuficiente, tuvo que aprender a buscarse la vida por sí mismo, una de las claves de todo emprendedor. «Llevo un gen competitivo dentro, lo que explica por qué me dediqué profesionalmente a los videojuegos. Pero para poder vivir de ello tuve que aprender a comunicar, ya que es ahí donde se conseguían más ingresos. Entonces nacían Twitch y los primeros youtubers, algunos de los cuales con el tiempo se convertirían en streamers. Lo que me hizo despegar fueron los vídeos en inglés que ponía con guías para hacer algunas cosas en CounterStrike. Me pagaban más de 10 euros por cada 1.000 visitas», explicó.
  • La primera empresa de Robleño, que ofrecía diversos servicios digitales, tuvo unos inicios complicados. Le ha llevado a tener sentimientos encontrados sobre la parafernalia de ayudas y agencias de ayuda al emprendedor. «Estuvimos mucho tiempo sin cobrar y siendo mileuristas porque nos costó mucho acertar con un producto. Nos sirvió, eso sí, para comprobar que hay mucha gente que va de asesor del emprendedor pero que no tiene ni idea ni se ha jugado nunca nada. De emprender sabe el que se está manchando las manos. hay mucho que mejorar a la hora de preparar a la gente a lanzarse a la calle», explicó.
  • Robleño está ahora implicado en dos empresas y una fundación. Omnis es un club de esports y una consultoría de negocios digitales al mismo tiempo y Fokus es una agencia de representación de jugadores y otros profesionales relacionados con los deportes electrónicos. «Esta vez ya sabía lo que estaba haciendo y no he cometido los mismos errores de mi primer emprendimiento. Ofrecemos fundamentalmente consultoría en esports, contenidos y todo tipo de acciones vinculadas a los deportes electrónicos tanto para marcas como para otro tipo de entidades que quieren adaptarse a una audiencia especializada. Hemos sido muy ágiles gracias a una estructura limpia que nos permite centrarnos en lo importante. La pandemia ha empujado mucho nuestra actividad», explicó.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *