Lo que podemos aprender del caso Gowex

logo_gowex

logo_gowex (Photo credit: Grupo GOWEX)

Hoy se ha dado la puntada definitiva a Gowex, esa startup que llegó a valer más de mil millones de euros y que de la noche a la mañana está en suspensión de pagos tras timar a particulares e incluso fondos de toda Europa. Pero no hay mal que por bien no venga. De este tipo de errores se puede aprender mucho. Estas son, a mi juicio, las lecciones más importantes:


– Hay que conseguir más información de calidad. Los informes de los intermediarios ya hemos visto que no valían para nada (todos daban órdenes de compra o de retener antes de la debacle), porque su interés es que la cotización siga subiendo. Véase en este sentido, el tweet de hace unos días de un gestor de Renta 4. La prensa española o estaba comprada o no ha tenido la capacidad de ver más allá del humo que lanzaba Jenaro García. Trágico. Hay que meter más dinero para que se hagan investigaciones en la línea que ha hecho Gotham Research. Yo estoy dispuesto.

– Los perfiles de redes sociales dicen mucho de las personas. No hay más que ver el twitter de Jenaro García para darse cuenta de que este hombre vivía en su propia burbuja. A mí me ha ayudado a confirmar que no debía invertir en su empresa. Es el único ejercicio de transparencia que ha hecho probablemente en su vida. Creo que debemos exigir a todos los grandes ejecutivos de empresas cotizadas que tuiteen. Por cierto, también habrá que hablar largo y tendido de la estrategia de Gowex para humear Internet con la ayuda de perfiles falsos en redes sociales.

– Es mejor invertir en empresas no españolas. Este es un país de listos y de sinvergüenzas, empezando por los propios supervisores. No es de recibo que una empresa como Gowex, con cuentas infladas, estuviera en bolsa. Ya van demasiados casos (Zinkia, Bodaclick, Pescanova…) Yo no pienso invertir nunca más en una empresa, sea startup o no, que esté cotizando solo en mercados españoles. Punto.

– Los negocios basados en la publicidad no son interesantes, salvo que tengas una posición de monopolio en el soporte o medio (un ejemplo de esto último es Google). Además, son sumamente manipulables: te compro y tú me compras, con lo que parece que todos ingresamos más. Gowex basa (o basaba, que yo dudo que pueda recuperarse) en este negocio el grueso de sus ingresos, en lugar de en las suscripciones wi-fi. En cualquier caso, esta última actividad parece ser poco rentable, como puso de manifiesto Gotham Research.

Por cierto, resulta impresionante escuchar a Jenaro García hablando de ética y valores hace apenas dos semanas:

Otro por cierto, este tweet es de marzo de 2013:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

9 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *