El verdadero Olentzero

OlentzeroAhora que han pasado las fiestas de Navidad y ya no podemos quitar la ilusión a ninguno de nuestros lectores 🙂 hablaremos de la figura del Olentzero, que en tiempo récord ha sustituido a los Reyes Magos en la tradición navideña vasca. Lo cierto es que su función como personaje bondadoso que trae regalos a los niños es de hace sólo 30 años. Históricamente era un personaje temido al que incluso se le quemaba.


Lo primero que hay que decir es que su tradición se circunscribía a la zona entre Gipuzkoa y Navarra, donde incluso tiene diferente nombre en cada pueblo. Según los historiadores el origen del Olentzero es anterior a la cristanización del País Vasco. Se le sitúa dentro de las celebraciones del solsticio de invierno donde se le quemaba, tras el pasacalles del día de Nochebuena, para destruir lo viejo y simbolizar el renacimiento de la naturaleza y el sol, dejando libre el camino para el nuevo año. Antes se le usaba como reclamo en procesión para pedir dinero y alimentos.

Era un personaje borrachín y fumador, en varios pueblos directamente era un estúpido (Aita Donostia lo describió como «cabezón sin inteligencia» o «puerco barrigudo»), en otros un monstruo que tenía tantos ojos como días el año, en otros sitios los niños le tenían terror puesto que con su hoz destripaba en Nochebuena a los que quedaran despiertos… Sólo a partir de la década de los 70, sobre todo a través de la red de ikastolas y con el apoyo institucional (ayuntamientos, ETB, etc.), es cuando se le da el significado de personaje que trae regalos a los niños.

Por lo tanto, esa imagen de personaje cargado de regalos que visita las casas de toda Euskal Herria y proviene de tiempos inmemoriales es una falsificación histórica. Lo preocupante no es sólo esa tradición inventada, sino que con su “oficialización” se anula la auténtica historia y tradición del Olentzero. Aparte de su parte terrorífica, ahora ya aparece sin pipa, botella de vino o nariz roja de borrachín, todo mucho más light. Incluso se cambia la canción para quitarle su carácter de estúpido, variando la parte de entendimendu gabea (“sin entendimiento”) a entendimentuz jantzia (“revestido de entendimiento”). El Olentzero actual es un remix del auténtico Olentzero, Papá Noel y los Reyes Magos, a los que ha sustituido en muchos sitios.

Ahora hasta tiene dos casas oficiales, una en Mungia (aunque no hay tradición de Olentzero en Bizkaia) y otra en Bertiz (Navarra).

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

14 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *