Aurrera, los supermercados mexicanos con nombre vasco

Bodega_Aurrera_Macuspana

Fuente: Wikipedia

Si un vasco va a México seguramente se sorprenderá de ver la palabra Aurrera en grandes letreros. Y es que unos supermercados se llaman así: Bodega Aurrera. ¿Qué relación tienen con Euskadi?

Las tiendas de descuento “Aurrerá” fueron creadas por los hermanos mexicanos Jerónimo, Plácido y Manuel Arango, hijos de un emigrante asturiano. En 1958 Jerónimo viajó a Nueva York, vió como esas tiendas enfocadas al bajo costo eran todo un éxito e importó el concepto. La primera tienda se llamó “Central de Ropa”, pero enseguida cambió a su nombre vasco, que significa “adelante” (de 1980 a 1997 su lema fue “Adelante con una forma de ser”). Pero si eran emigrantes de ascendencia asturiana ¿de dónde sacaron ese nombre? Nadie lo confirma, pero la clave parece estar en que Plácido estaba casado con Teresa García-Urtiaga Torrontegui, la hija del que fuera presidente del Centro Vasco de México.

bodega_aurera_mama_lucha_portadaEn 1991 el grupo se alió con Walmart para abrir las primeras tiendas del gigante estadounidense en México. En 1997 la colaboración pasó a ser una joint venture al 50% y en 2000 la familia Arango vendió su parte por 2.000 millones de dólares. Ahora mismo la mayoría de establecimientos se llaman Walmart y sólo se conserva Bodega Aurrerá para las tiendas minoristas populares, que en diversos formatos suponen el 40% de las ventas de la multinacional en México y Centroamérica (sí, México forma parte de Norteamérica y no de Centroamérica). Recientemente la cadena ha renovado la imagen de su personaje estrella “Mamá Lucha” para adaptarla al cambio generacional.

En un curioso viaje de ida y vuelta de personas y marcas Plácido Arango se instaló en España en 1965, donde abrió hasta 23 supermercados Aurrera, incluyendo locales en Eibar, Bilbao y Vitoria. En 1975 vendió la cadena a Galerías Preciados. También abrió los restaurantes Vips, que al igual que Aurrera era un concepto y marca ya desarrollado en México, y gestiona las cafeterías Starbucks en España. El empresario hispanomexicano llegó a ser consejero de BBV y BBVA así como importante benefactor del Museo del Prado, cuyo Patronato presidió. No acaba ahí su relación con Euskadi, puesto que el año pasado se publicó que es pareja de la escultora donostiarra Cristina Iglesias.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Un comentario

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *