Spotbros, que un día fue bautizado como «el WhatsApp vasco» (en mayo trasladó su sede social de Getxo a Madrid), acaba de lanzar su primera versión no beta