Estos días se descorchan muchas botellas de cava. Buen momento, por tanto, para hablar de los vinos espumosos de origen vasco (“ardo aparduna” en euskera), que los hay,