¿Son los buscadores de empleo la panacea de Internet?

ofertas de empleoEn los últimos tiempos se habla mucho de Job&Talent, que parece la startup de moda en España. Pero nada se dice de Jobssy, un proyecto que nació casi a la vez y que ha entrado en quiebra. Según a quien se escuche, podría parecer que los portales de empleo son la panacea de Internet, pero lo cierto es que es un sector muy vetado en la práctica.


Hay que tener en cuenta que hasta el siglo XXI el monopolio de la búsqueda de trabajos estaba en manos de la prensa convencional. El País y los periódicos regionales/locales tenían todos los domingos varias páginas repletas de anuncios de empleo con precios elevadísimos. El que quería contratar tenía que pasar por la caja de los periódicos para poder dar a conocer su oferta o bien recurrir a su círculo de conocidos, que es lo que se hacía en la mayor parte de los casos.

Las cosas empezaron a cambiar a finales de los noventa cuando aparecieron en España dos webs en las que cualquier empresa podía dar a conocer los perfiles que estaba buscando: Trabajos.com, ligada a Hispavista, e Infojobs, vinculada a Intercom. La segunda se hizo, poco a poco, con el liderazgo absoluto en un mercado de clasificados que tiende hacia el monopolio y que no acepta más de un actor.

Los que buscan empleo no suelen mirar en más de un sitio, generalmente el que tiene la mayor base de datos. Y los que publican ofertas evidentemente recurren a las webs que mayor visibilidad les pueden proporcionar. El resultado de ambas tendencias en una concentración en un solo punto, que en España tiene nombre: Infojobs.

De ahí que la valoración de este portal se haya disparado constantemente. Y que Infojobs haya utilizado todo tipo de tácticas para mantener su liderazgo, que incluyen desde contratos de exclusividad con empresas hasta restringir el acceso a sus bases de datos a buscadores como Google o Trovit. Efectivamente, esta web es una de las pocas que le ha dado una patada a Google.

Como no podía ser de otra manera, son muchas las startups que han tratado de competir con Infojobs, generalmente con escaso éxito:
Trabajos.com es la decana pero ya casi no se utiliza.

Monster era el líder americano en la época de la burbuja de las puntocom e invirtió mucho dinero para entrar en España, sin éxito.

Infoempleo concentra los anuncios de Vocento y, pese al empuje de tráfico que le proporcionan las webs de sus medios en determinados ámbitos geográficos, apenas hace sombra a Infojobs.

Tecnoempleo se especializó en trabajos de tipo técnico. Es quizás el que mejor lo ha hecho, precisamente por buscar ese nicho. Pero sigue muy por detrás de Infojobs. Otros portales que han seguido el mismo camino son Pmfarma y Enviroo, especializados en empleo relacionado con el sector farmacéutico con el del medio ambiente.

SimplyHired y Trovit lo han hecho agregando anuncios de varias webs, un modelo que aporta quizás menos valor pero que Google ha privilegiado durante años.

– Workmunity es una web ya desaparecida que apostó por la gratuidad. Tampoco consiguió animar a candidatos y empresas. Sin los primeros no existen los segundos y viceversa.

Laboris es el portal de empleo del grupo Schibsted (propietario de Segunda Mano, Fotocasa, Coches.net o Milanuncios). Como esta misma empresa se hizo con Infojobs, dejó un tanto abandonada esta web.

Jobssy, que está en concurso de acreedores. Nació en 2010 de la mano de un director de recursos humanos, Javier Sevilla, que vio una oportunidad en la agregación de anuncios de varias webs. Supuestamente le fue tan bien que amplió horizontes en San Francisco.

MarketYou y CuVitt apostaron en 2012 por diferenciarse a través del curriculum. Los usuarios pueden proporcionar sus datos académicos y profesionales mediante cuestionarios que incrementan la precisión y, al uniformizar información, aceleran el proceso de selección para las empresas.

Red Trabajar. Esta web de empleo se gestó en 2005 en Madrid de la mano de José Luis Júlvez y Juan Imaz y se ha reconvertido en una red social de personas con afinidades comunes que asegura tener 9 millones de usuarios, BeBee.

Todos los portales que han seguido el mismo modelo de oferta-candidatos apenas han conseguido hacer sombra a Infojobs. El único que me consta que sí les hace cosquillas a los portales que siguen este modelo es Linkedin, que al agregar millones de curriculums y relaciones entre profesionales se ha convertido en una gigantesca base de datos de perfiles cualificados para un determinado trabajo.

Esta red social ha hecho mucho daño a Monster en EE.UU. y en España está empezando a hacérselo también a Infojobs, especialmente a la hora de buscar directivos y puestos de responsabilidad. Yo mismo he contratado a gente que he buscado en esta red social y la práctica totalidad de los headhunters la utilizan en sus pesquisas de candidatos. Hay que tener en cuenta que Linkedin tiene incluso un servicio especial, quizás un tanto costoso, para publicar ofertas.

Quizás por ello Job&Talent se orientó inicialmente hacia los perfiles más bajos, incluidos los becarios, especialmente demandados durante la crisis. Pero con el tiempo fue evolucionando tecnológicamente para diferenciarse de Infojobs y de Linkedin, al menos sobre el papel. En una reciente entrevista, su CEO hablaba de cobrar solo por proporcionar el candidato finalmente contratado (transacción), un modelo cercano al del pago por click que Google está imponiendo en la publicidad online.

Sus promotores, que hay que recordar que llevan invertidos 35 millones de euros en la startup, han buscado también en el big data un valor añadido para su servicio. Los usuarios pueden agregar todos sus datos, incluido por ejemplo el curriculum que tengan en Linkedin, para que los algoritmos de inteligencia artificial de Job&Talent les recomienden uno u otro trabajo en función de su perfil.

Al menos en teoría. En la práctica, ya he escuchado a varios responsables de empresas quejarse de que los candidatos que le había “recomendado” esta web tenían poco que ver con lo que estaban buscando. Es decir, que los algoritmos fallan más de lo que deberían, con lo que el supuesto valor añadido de Job&Talent en este campo queda un tanto en entredicho. De ahí que la diferenciación vaya a venir ahora por el modelo de negocio.

Jaime Novoa recordaba en Novobrief que la startup ingresó en 2014 un millón de euros con unas pérdidas de 2,5 millones. ¿Entonces por qué se habla tanto de esta web? Principalmente, porque si algo han sabido hacer bien sus fundadores es generar ruido a su favor. Félix Ruiz, el responsable de que tantos estudiantes usaran Tuenti, Juan Urdiales y Felipe Navío han dado al proyecto una visibilidad quizás un tanto exagerada pero que en cualquier caso les ha venido muy bien para recaudar dinero.

Y es que en Job&Talent ha invertido casi cualquiera que tenga dinero en España. Ahí están los fondos de los Entrecanales, los Cortina o los Luca de Tena, además de Kibo o Qualitas. En cualquier caso, hay que tener en cuenta la enorme competencia que tiene de los Infojobs y Linkedin, además de otras startups que ofrecen servicios muy similares como la alemana Jobspotting, que le gana ya en expansión internacional: analizando los datos de descargas de sus apps móviles (en Alianzo exige registro gratuito), se observa que funcionan muy bien España y Colombia, pero no en Reino Unido.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *