Rafael Ibeas (Aingura IIot): “Este año llegaremos al ebitda positivo con sistemas de mantenimiento predictivo”

Rafael Ibeas (Bilbao, 1968) es ingeniero de telecomunicaciones y ha trabajado en Tekniker, Ikusi e Idom durante 30 años antes de recalar en 2020 en Aingura IIot. Este spinoff del gigante de la máquina herramienta Inzu Group desarrolla y comercializa sistemas de mantenimiento predictivo y tiene previsto llegar este año al ebitda positivo.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Inzu Group se planteó en 2015 mejorar la eficiencia de las máquinas de Etxe-Tar como vía para diferenciarlas respecto a otros fabricantes. Primero fue una simple investigación y en 2018 se convirtió en una unidad de negocio que aspiraba a vender soluciones más allá del propio grupo. “Es un spinoff al que se incorporaron otros dos socios institucionales y en el que yo entré como CEO en enero de 2020. Estamos ya cerca de 30 personas. Una vez optimizadas las máquinas de Etxe-Tar, empezamos vendiendo a clientes que tenían máquinas de Siemens, Fagor o Schneider. Y también hemos ido más allá de la máquina herramienta ya que con el confinamiento todo se paró. Por ejemplo, hemos optimizado el mantenimiento de hornos eléctricos o puentes”, explicó.
  • Lo que hace Aingura IIot es introducirse en los sistemas de control de las máquinas herramienta, tanto PCL como CNC, para recoger los datos de su funcionamiento y detectar desviaciones que se salen de la media. Previamente, con machine learning, se recoge esa información durante un tiempo para establecer las pautas normales que alimentan los algoritmos. “Estas desviaciones nos indican que puede haber una menor eficiencia tanto en el proceso como en el consumo energético, por lo que nos interesa detectarlas en tiempo real. Así, por ejemplo, hemos llegado a identificar un comportamiento anómalo del motor eléctrico de una máquina 64 horas antes de que se estropeara. De esta forma evitamos que se pueda parar la producción con los consiguientes costes que se pueden producir. No producir piezas en este caso habría generado un lucro cesante de 150.000 euros. A esto se le llama mantenimiento predictivo”, explicó.
  • A Aingura IIot le ha ido muy bien hasta el momento, con crecimientos del 100% cada año. Tiene productos en cinco líneas de sectores, que quiere ir reduciendo, y este año la empresa entrará en ebitda positivo. “A nivel comercial cuesta vencer el miedo al cambio y el hecho de que mucha gente se espera que esto sea gratis. Las subvenciones a la I+D a veces hacen a veces mucho daño en este sentido. En lo que al personal se refiere, buscamos muchos perfiles de mecatrónica de IMH o Mondragon, ingenieros informáticos y personas con experiencia en diseño electrónico. Esto último es lo que más nos está costando porque se ha ido abandonando en escuelas y empresas”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.