¿Qué están haciendo los medios para hacer frente a Google y Facebook?

Con el permiso de Amazon, Google y Facebook acaparan gran parte del tráfico web y móvil y arrebatan a los medios de comunicación una parte importante de sus ingresos. ¿Y qué están haciendo periódicos, televisiones o radios para competir con estos dos monstruos? Fundamentalmente, tres cosas.


1. Crear productos que compiten con Google o Facebook. Es decir, buscadores y redes sociales. Aunque siempre con muy poco éxito, salvo en el caso de tres grandes empresas que compraron otros tantos servicios: Disney (Infoseek), News Corp (MySpace) y AOL (Bebo). En España son conocidos los innumerables esfuerzos de periódicos y televisiones por crear en su día portales, como Inicia (Prisa) o Yumpi (Telecinco), y más recientemente redes sociales, como Eskup (El País) y Nettby (20 Minutos). Más interesantes son dos iniciativas surgidas en este mismo terreno en Portugal (Nonio) y Alemania (Verimi) para integrar a todos los medios en una especie de “red social nacional”. En principio se trata simplemente de sistemas comunes de identificación de los usuarios, pero se atisba la creación de servicios de comunicación entre personas y de publicidad segmentada. Por cierto, ambos proyectos utilizan la tecnología de la misma empresa israelí, Gigya.

2. Poner muros de pago. Una opción lógica para todo aquel que tiene un producto con un coste de producción importante y al que hay usuarios que quieren acceder. El problema al que se enfrentan es que una gran parte de los contenidos publicados en Internet son similares entre medios y, especialmente en España, hay pocas personas dispuestas a pagar por ellos en la Red. Sea como fuere, muchos medios españoles se unieron para crear su propio quiosco online y los que ofrecen informaciones locales, como los de Vocento, están en proceso de cerrar gran parte de sus webs solo para suscriptores. Por el momento, en España sigue sin ser un negocio muy próspero y hay que mirar al mundo para encontrar casos interesantes, como el de la app Blendle (micropagos para acceder a noticias de varios medios), el New York Times (el año pasado ingresó más de 1.000 millones de dólares por suscripciones) o Chairman Mom, una especie de comunidad para mujeres que trabajan que tiene una cuota mensual de 5 dólares.

3. Crear medios de poca calidad pero altamente virales. Son generalmente productos baratos, teóricamente dirigidos a “millenials” y en los que el 90% del éxito depende de que se utilice un titular que combine las palabras de más éxito del momento. En realidad no compiten con las redes sociales ni con Google sino que se alimentan especialmente de Facebook para que sean sus propios usuarios los que circulen sus noticias. En este terreno se han introcido los grandes medios españoles con webs que siempre diferencian sus marcas, como tratando de marcar un contenido que a priori tiene una calidad inferior al producto original.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.