Polémica en Twitter: El periódico Deia elimina un artículo por tener connotaciones racistas

El artículo ‘¿Nos están poniendo a prueba?’ escrito en el periódico Deia por Iñigo Landa ha sido eliminado tras recibir una oleada de comentarios en la red social Twitter. Las opiniones sobre esta decisión han sido diversas, aunque el detonante fue la denuncia pública por los distintos términos racistas utilizados en este. 

Deia.eus

El 30 de agosto, el colaborador de prensa Iñigo Landa Larrazabal escribía un artículo en su sección del periódico Deia sobre la violación múltiple ocurrida a una joven el anterior fin de semana en Plentzia. El bilbaíno utilizaba este espacio para dar su opinión sobre lo que está pasando, pero utilizó para ello términos que poco han tardado en recibir críticas en Twitter.

El debate más sonado es el que tuvo lugar con Mikel Bengoetxea Larrinaga, vecino de Plentzia que ha cargado duramente contra esas declaraciones. Asimismo, también han salido a la luz comentarios en defensa del articulista:

Muchos de estos comentarios a favor han argumentado la supuesta veracidad de los hechos con menciones a otros medios de comunicación en los que se ha señalado lo mismo.

Pero el debate más allá, y es que el tratamiento informativo de la inmigración juega un papel esencial en el fomento de actitudes prejuiciosas a través de discursos racistas que se asocian contra determinados grupos étnicos. Así es que situaciones como estas nos llevan a reflexionar sobre la gran parte de responsabilidad – profesional y ética – que tienen los medios de comunicación en la difusión de una imagen negativa, conflictiva y estereotipada de la inmigración.

Un periodista, así como el medio de comunicación donde colabora, debe dar un correcto tratamiento a la información que posee y eso significa evitar cualquier tipo de comentario que expanda una visión negativa sobre un colectivo en concreto.

La ética periodística en el tratamiento informativo de la inmigración” (M.ª del Mar LÓPEZ TALAVERA, 2012)

Por su parte y hasta el momento, Iñigo Landa, el autor del artículo, no se ha pronunciado ni ha querido dar declaraciones al respecto.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *