La importancia de la Industria 4.0 durante la crisis del coronavirus

El coronavirus va a dejar un reguero de parados, empresas cerradas, startups sin financiación y negocios renqueantes, aunque se consiga controlar la enfermedad. Pero está quedando claro que las compañías que más han apostado por la Industria 4.0 son las que menos están sufriendo y que las nuevas tecnologías resultan fundamentales para atacar este problema.

Veamos algunos ejemplos:

  • Muchas grandes empresas están cerrando por la presión sindical o porque sus clientes, generalmente de mayor tamaño, han dejado de producir. Cuanto más automatizada estuviera una compañía con robots y sensores conectados y menos dependiera por tanto de la mano de obra humana, menos problemas estará teniendo en este momento. Entre los ejemplos positivos, hay que destacar a las grandes firmas de logística y distribución, los operadores de telecomunicaciones o las de producción de energía, que apenas están sufriendo incidencias.
  • La inteligencia artificial es fundamental actualmente en todos los estudios médicos. Aunque se sabe muy poco de las empresas que están ahora mismo desarrollando vacunas para el coronavirus, sí es público que hay firmas, algunas de ellas de reciente creación, chinas, alemanas y norteamericanas y que el análisis masivo de datos (big data) y el posterior machine learning son herramientas fundamentales en su trabajo.
  • Ahora estamos sabiendo que una app para identificar a los posibles casos positivos ha resultado fundamental en la reducción de la pandemia en Corea del Sur. Hasta el punto de que en España Telefónica, Google y Carto están desarrollando otra idéntica. Los israelíes, por su parte, están analizando los datos que dejan los teléfonos móviles para seguir a los infectados y a todas las personas con las que se relacionan.
  • La impresión 3D, que en la industria se denomina fabricación aditiva, está salvando a muchas empresas que, de la noche la mañana, se quedan sin componentes o se les estropean las piezas de alguna máquina. Si tenían modelado virtualmente el elemento, pueden fácilmente replicarlo. En Italia se ha llegado incluso a imprimir en 3D válvulas respiradoras, un recurso escaso en este momento en los hospitales para tratar a los enfermos de neumonía. Esta opción era mucho más ágil que crear una planta de fabricación.
  • Una mención final a las tecnologías de realidad virtual y similares que se están aplicando al e-learning, una herramienta fundamental en tiempos de encierro doméstico.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *