Kike Isasi (Boxify): “El remarketing nos está funcionando muy bien”

Es difícil decir a qué se dedica Kike Isasi (Getxo, 1988) ya que no ha parado de crear startups desde que terminó de estudiar ADE en Sarriko. Por si fuera poco, también aprendió a programar en Ironhack y ha dirigido proyectos de emprendedores en Demium, por lo que es capaz de hacer casi de todo. Quizás su fuerte sea el growth hacking, una especie de marketing guerrilla, que está desarrollando especialmente en su última startup, Boxify.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Isasi montó su primera web con solo 13 años y poco después la aprovechó para vender guitarras que compraba, mucho más baratas, en Alemania. Como sabía un rato de creación de webs, con 17 años montó una agencia de servicios online y, una vez licenciado, una red social para aficionados a la decoración, Decorissimo, y varios proyectos gastronómicos, como Sushi Artist o La Cocreta. “Llegamos a tener 60 empleados y poco a poco me he ido saliendo de todos estos negocios, probablemente porque me tira más lo online”, explicó.
  • Ahora está centrado en Boxify, una startup que permite configurar paquetes de regalos y que ha creado junto a Manuel Córdoba. Ofrece un interfaz para elegir, de entre una selección de 500 productos, lo que va a ir dentro de una caja que se personaliza a gusto del consumidor antes de su envío. “Es una copia de algo que ya funciona en EE.UU. Córdoba ya había hecho algo parecido con cuentos personalizados y pensamos que se podía aplicar a otros productos”, explica.
  • Aunque el modelo parece sencillo, detrás tiene diversos desarrollos técnicos. El principal es un sistema que conecta su logística con los proveedores y fabricantes de los regalos. Además, Boxify ha creado un interfaz web que permite gestionar todo el pedido y que automáticamente genera un archivo con el diseño de la caja que se envía al impresor. “Gracias a esta tecnología, en 24 horas podemos tener una compra en cualquier punto de España”, explicó.
  • Boxify está preparado tanto para compras de consumidores finales (B2C) como de empresa (B2B), con ligeras variaciones para cada caso. En el B2B se pueden personalizar los logos en los productos, aunque se deben pedir un mínimo de diez unidades. “En el año que llevamos en marcha hemos gestionado ya 10.000 pedidos y aspiramos a superar el millón de facturación en 2021”, explicó.
  • Uno de los aspectos que más está cuidando Isasi es el del marketing digital para atraer nuevos clientes. Además de publicidad en Facebook y con retargetting a los que han entrado al menos una vez en la web y todavía no han comprado, porque el índice de conversión es bajo, ha probado con Tiktok y con el growth hacking, antiguamente denominado marketing de guerrilla, en Linkedin. “Nuestro caso es muy particular, porque tenemos que buscar personas decisoras que quieren regalar algo en un momento concreto. Eso nos exige ser muy creativos a la hora de buscar nuevas segmentaciones de personas. Por ejemplo, hemos hecho campañas para personas que son amigos de gente que va a cumplir años. El retargetting nos funciona muy bien porque siempre hay algo que comprar a lo largo del año”, explicó.
  • Isasi no para y ya está concibiendo una nueva startup, una vez más de gastronomía. Ahondando en el modelo de envío de croquetas a domicilio, se trata de una cocina oculta (“dark kitchen”) desde la que mandarán otros productos con marca propia. En concreto, cereales americanos y pizzas, además de croquetas. “Nace de la necesidad de un local más grande para gestionar la operativa de las croquetas. Enviaremos el producto frío. El cliente no tiene por qué saber dónde se ha cocinado, lo que explica la denominación de dark kitchen”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *