Julen Rodríguez y Amaia Rodríguez (Gravity Wave): “Hemos buscado inversores por Linkedin”

Julen Rodríguez (Valle de Aranguren, 1997) y Amaia Rodríguez (Valle de Aranguren, 1992), dos hermanos, están detrás de Gravity Wave, una empresa social que quiere transformar el plástico del mar para su reutilización. Una de las características singulares de esta startup de economía circular es que los dos promotores han conseguido captar inversores a través de Linkedin.

Esto es lo más interesante que nos contaron en la entrevista que les hicimos:

  • El acababa de terminar su grado de Leinn y ella, tras estudiar ADE, había trabajado varios años como responsable de marketing de una firma de confitería. Fue él quien tuvo la idea inicial de transformar el plástico del mar en fundas de móvil y ella andaba buscando un proyecto en el que aventurarse, por lo que decidieron unir fuerzas. “En un viaje por Asia quedé indignada por lo mal que se gestionaban los residuos, porque estamos convirtiendo a los mares en el vertedero del Planeta”, explicó ella. “Conocí a una persona que trabajaba con pescadores para limpiar plásticos, me interesé por el tema y descubrí que el principal problema era qué hacer después con el material reciclado”, explicó él.
  • La actividad de Gravity Wave tiene dos vertientes bien diferenciadas: la recogida del plástico del mar y su posterior transformación. Enl a primera colaboran con diversas organizaciones del Mediterráneo y especialmente con la griega Lefteris Arapakis. Han conseguido invoclucrar a 500 pescadores a los que recompensan en función de los kilos que extraen del agua. “Una ONG gestiona los residuos y después los desposita en varios almacenes. El 35% de lo que se saca son redes de pesca. Con ese plástico en una planta valenciana se hacen filamentos, que a su vez son la materia prima con la que podemos elaborar productos nuevos. Lamentablemente, el que viene del mar no es el de mayor calidad, por lo que nos hemos decantado por producir mobiliario urbano y de oficina, como bancos, papeleras, columpios, barandillas o letras corporativas”, explicaron.
  • La financiación es una de las claves del éxito de Gravity Wave. Los clientes suelen incluir el uso de este plástico reciclado dentro de sus políticas de responsabilidad social corporativa o de fidelización de clientes. Además, la startup ha conseguido socios inversores de postín que al mismo tiempo son asesores. “Cuando solo teníamos la idea, buscamos por Linkedin gente concienciada con el tema del medio ambiente y el mar, con la que pudiéramos conectar emocionalmente. Así llegamos a Juan Casals, director de Sostenibilidad del BBVA; o a Pablo Fernández, cofundador de Clicars.com. Hemos cerrado una ronda de 100.000 euros”, explicaron.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *