Jon Vital (Trak): “Hemos fichado a nuestros socios por Internet”

Jon Vital (Pamplona, 1999) estudia Leinn y junto a su compañero Carlos Rodríguez-Sierra y al informático Daniel Soler, ha puesto en marcha Trak. Se trata de una plataforma online para las personas que necesitan hacer algún tipo de rehabilitación. Como han nacido con la pandemia, han tenido que buscar socios a través de Internet.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • El proyecto surge dentro de Leinn en plena cuarentena, cuando Vital busca alternativas para las dificultades que encontraba su padre para rehabilitarse de una lesión del hombro. Al haberse cerrado todos los centros, resultaba imposible seguir el tratamiento en casa. “Indagamos y descubrimos que gran parte de los pacientes no realizan los ejercicios que les mandan sus fisioterapeutas. Así que decidimos investigar cómo se podía hacer el seguimiento con tecnología y dimos con la visión computacional”, explicó.
  • Debido a la pandemia, Trak ha tenido que hacer los estudios de mercado y la búsqueda de socios a través de Internet. Para conocer si existía demanda para la plataforma de rehabilitación que habían ideado elaboraron primero un vídeo explicativo y lo dieron a conocer a través de campañas en Google y de email marketing dirigido, en este último caso, a las clínicas de fisioterapia. “Buscamos sus direcciones por Internet y después nos reunimos mediante videoconferencia con los que mostraban más interés. Uno de los fisioterapeutas se ha convertido incluso en asesor nuestro. En general estas campañas nos han servido para comprobar que había interés en el producto”, explicó.
  • Una de las claves de su startup ha sido contar con un director técnico solvente. Para encontrarlo utilizaron Linkedin y después, vía videoconferencia, le convencieron para que se sumara al proyecto y dejara su actividad anterior. “El proyecto le gustó mucho y, como él quería crear algo propio desde el principio, no tardó en sumarse. Una de las claves para convencerle fue mostrarle que ya teníamos interés de clientes e inversores. Ahora estamos todos juntos en la aceleradora de Lanzadera en Valencia”, explicó.
  • Otra clave de Trak ha sido tener listo un producto mínimo viable en tiempo record. Es un programa que incluye unos 40 ejercicios de rehabilitación en vídeo y un algoritmo que va siguiendo los movimientos del paciente a través de la cámara de su ordenador. “Mediante visión computacional vamos analizando lo que hace el usuario con el fin de corregirle y de recoger datos que después remitimos a su fisioterapeuta. Miramos las repeticiones que hace, la velocidad o el rango de movimiento. Un algoritmo se encarga de comparar los movimientos reales con los que deberían ser los correctos”, explicó.
  • El producto mínimo viable está sirviendo para presentar el producto a profesionales y pacientes. Con el feedback recabado, el equipo de Trak ya está preparando una versión comercial que quiere validar clínicamente para poder certificarla como “producto sanitario”. “En marzo-abril esperamos tener el primer producto definitivo. Mientras tanto estamos haciendo diversas pruebas piloto, algunas pagadas”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *