Hapiick: una buena idea a la que le falta ambición

Punto Hapiick en CC Ballonti_1Me comentaban hoy que se había presentado en Ermua la startup Hapiick, que pretende crear una red de puntos de entrega de pedidos de comercio electrónico. Es un buen concepto importado al parecer de Estonia, pero que no va a llegar muy lejos mientras los promotores no sean más ambiciosos. Para mi sorpresa, han limitado el servicio al País Vasco.


El funcionamiento es más o menos sencillo y se parece a lo que ya hacen algunas cadenas de distribución (por ejemplo, Carrefour con su “Drive” o Eroski con su “Click and drive”). El consumidor compra por Internet y después acude a un punto cercano a su domicilio, con forma de armario con contraseña remitida al móvil, para recoger el pedido.

Hapiick crea la red de centros de entrega y almacenes y se los ofrece a los comerciantes online, que de esa forma se ahorran costes de logística. Entre los puntos elegidos figuran centros comerciales, estaciones de servicio y zonas de ocio. Son sitios a los que pueden llegar fácilmente las furgonetas con los paquetes, son lugares de paso habitual y tienen vigilancia permanente.

De hecho, en el accionariado del proyecto han entrado una firma de gasolineras, la guipuzcoana Esergui, y una compañía que fabrica cierres de seguridad para taquillas, Ojmar. También participa en la sociedad Cleveron, la firma estonia que inventó este sistema en su país de origen y que ya lo ha extendido a Brasil, Finlandia, Ucrania y Rusia.

Pero Hapiick, que dirige Haritz Elortza, nace solo con diez puntos de entrega en las principales ciudades del País Vasco. Admite, eso sí, que “se prevé ampliar la red de terminales en toda España y Portugal” y que ha cerrado ya acuerdos de colaboración con algunas tiendas online. Tampoco el nombre, Hapiick, me parece especialmente acertado.

En el lado positivo, destacar que los promotores, encabezados por Salva Teja, cofundador de la consultora guipuzcoana Com&Media, han desarrollado también una app móvil para que los consumidores puedan pedir que sus compras se entreguen automáticamente en uno de los puntos de recogida de la firma de Ermua. La principal ventaja de esta modalidad de compra es que el cliente no tiene que estar en casa cuando llegue el repartidor y puede pasarse tranquilamente por la consigna de Hapiick.

10 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *