Ana García-Serrano (Bikai): “Ayudo a las empresas a que no conduzcan a ciegas”

Ana García-Serrano (Vitoria-Gasteiz, 1968) estudió económicas en la antigua ESTE de Donostia y durante muchos años se ha dedicado a la gestión de empresas industriales y de construcción. Hasta que descubrió el business intelligence y, en 2019 decidió crear su propia compañía, Bikai, para divulgar sus posibilidades e implantar proyectos. “Ayudo a las empresas a que no conduzcan a ciegas”, explica gráficamente sobre su actual actividad.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • García-Serrano se sintió atraída por los datos desde siempre, por lo que su relación con las herramientas informáticas ha sido muy superior a la de un gestor convencional. En un curso con 30 gerentes se dio cuenta de que solo dos de ellos (la otra era Lourdes Moreno) empleaban business intelligence en sus negocios y decidió que debía emprender para cambiar las cosas. “En mis trabajos siempre he sido la reina del excel: quería tomar las decisiones en base a datos objetivos. Por eso me sorprendió tanto ver que en empresas mucho más grandes que las mías no funcionaban con información clara y ordenada. Me recordaban a mi padre, que pese a ser un excelente técnico y muy trabajador, fracasó en su negocio precisamente porque no sabía mirar los números. Sentí vértigo antes de lanzarme, pero pensé que era ahora o nunca. Mis hijos están ahora encantados porque me ven disfrutando”, explicó.
  • Una vez tomada la decisión, García-Serrano compartió el plan de negocio con 15 clientes potenciales con los que tenía algún tipo de relación profesional, aunque fuera indirecta. Ellos, junto con personas a las que ha conocido en talleres que ha organizado con la ayuda de BIC Araba, han sido los primeros que le han encargado proyectos. En medio se ha topado con la pandemia. “Los plazos están siendo más largos de lo que esperaba, pero emprender es hacer planes para no cumplirlos. He tenido que trabajar más en el desarrollo del producto y la imagen corporativa. Lo que ofrezco a las empresas es una especie de GPS para que no conduzcan a ciegas y sepan en todo momento por dónde van mediante la estructuración de su información y la visualización de la misma. El modelo de negocio consiste en implantar proyectos de business intelligence, en los que a veces tenemos que contar con un socio tecnológico para conectar bases de datos, y después cobramos una cuota mensual en función de las necesidades del cliente”, explicó.
  • En sus proyectos García-Serrano utiliza PowerBI, una herramienta de Microsoft que lidera hoy los sistemas de business intelligence por su flexibilidad y usabilidad. A su juicio, es más importante modelar y estructurar bien la información de la empresa antes de ponerse a trabajar. “Hay que pensar qué quiero y para qué lo quiero. Yo no soy informática y las herramientas para mí son un medio, no un fin. PowerBI tiene la ventaja de que es accesible y cualquiera la puede utilizar. Además, es potente porque la puedes combinar con otras herramientas. Permite analizar los datos para buscar patrones y conexiones entre áreas de negocio. El área comercial es la que más está demandando este tipo de herramientas, porque hay empresas que tienen los precios muy desestructurados o no saben cómo detectar qué cliente está comprando un tipo de producto o qué se debe potenciar”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *