Alberto Blázquez (D&A): “Hemos desarrollado un aparato que lleva la domótica a las máquinas de una fábrica”

El ingeniero de telecomunicaciones Alberto Blázquez (Bilbao, 1979) conoció a sus dos socios, Marta Arana y David Montoya, en una empresa de eficiencia energética en el alumbrado público. Ahí fueron conscientes de que se podía medir la tensión con sensores externos, tecnología que aplican ahora en su startup, D&A Innovative Systems, para llevar la domótica a las máquinas de una fábrica.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • Antes de crear D&A, Blázquez fundó con Tekniker una startup de domótica en la nube, DomoAlert. Aunque el proyecto logró todos los parabienes, la aparición de los Alexa y Google Home, que básicamente hacen lo mismo con recursos prácticamente infinitos, terminó comiéndose este emprendimiento. Pero de este mismo concepto nació D&A. “Veía que en la domótica se habla siempre de casas, pero que también se podía aplicar al control de las máquinas en una fábrica. Coincidió que por aquel entonces, en 2014, se empezaba a hablar de industria 4.0, así que nos lanzamos”, explicó.
  • Mientras en la domótica para el hogar existe cierta estandarización, en las máquinas industriales todo es más salvaje y no hay un idioma común. Existen los PLC para controlar cada máquina pero no hay sistemas que permitan hacer lo mismo con todas a la vez. “Recurrimos a sensores, que actúan como una especie de tente que se puede conectar con diversas máquinas. Como hay ciertos parámetros comunes a todas las máquinas, como la presión o las vibraciones, los medimos y determinamos cuándo estas variables están dentro de lo normal para intuir que funciona bien. Con los sensores sacamos patrones operativos en tiempo real de cada máquina”, explicó.
  • Esta tecnología tiene múltiples aplicaciones. La más evidente es la detección de fallos para poder intervenir lo antes posible. Pero D&A ha desarrollado también una solución de eficiencia energética y, sobre todo, proporciona datos a sus clientes para, tras un análisis, poder optimizar el funcionamiento de cada máquina. “Nos dirigimos tanto al fabricante que quiere dar servicios de monitorización sobre sus máquinas como al usuario que necesita datos para identificar anomalías o incluso tener un respaldo en caso de reclamación. Así, hicimos un análisis para un fabricante con el fin de averiguar por qué una máquina fallaba en una determinada localización y no en otra”, explicó.
  • En lo que al futuro se refiere, D&A está especialmente interesado en el campo de la inteligencia artificial, en cuanto permite ofrecer soluciones de prevención de fallos en el funcionamiento. Aunque ha buscado inversores financieros en el pasado, finalmente han aceptado a un socio industrial del sector de plásticos. “No queremos crecer a toda costa ni quedarnos solo en un nicho ni un tipo específico de máquina, por el riesgo que supondría para la viabilidad de la empresa si algo falla. Hemos ido más a lo seguro y con el nuevo socio obtenemos muchas sinergias. Somos siete personas y somos rentables”, añadió.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *