¿Y si la internacionalización arruina a la empresa?

internacionalAlgunas de las empresas vascas de TICs que hace apenas dos años poníamos en un pedestal a raíz de su internacionalización han vuelto de su aventura mundial con el rabo entre las piernas. Es el caso de Consultec, que ha cerrado, o de Iniker, que se ha vendido tras constantes pérdidas. Otras como Virtualware están teniendo más fortuna.


Vistos los resultados, cabe preguntarse si la internacionalización no fue una moda que comprometía tantos recursos que podía poner en riesgo incluso a la matriz. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las empresas vascas de TICs no tienen producto y lo que venden fuera es algo parecido a un servicio.

Veamos algunos casos:
– Virtualware. Esta firma de realidad virtual y productos multimedia fue una de las primeras empresas del sector en mirar al extranjero y ha podido captar proyectos especialmente en Reino Unido. También tiene presencia en varios países de América Latina.

– Arista. La agencia donostiarra abrió oficinas en varios países de América Latina pero solo en México parece haberle ido bien.

– Iniker. La consultora guipuzcoana se lanzó hace apenas tres años a la conquista de América abriendo filiales en México y Colombia y oficina en Chile. No le ha debido ir muy bien porque los últimos años no ha dejado de perder dinero.

– Consultec. La firma de e-learning y consultoría informática lanzó un plan de internacionalización muy agresivo en Colombia y México. Es muy probable que el peso de esta inversión explique su suspensión de pagos y cierre final.

– Ibermática. Se internacionalizó a finales del siglo pasado con la compra de una empresa en Argentina, inversión que le salió muy cara a partir del corralito que afectó a ese país. Después ha ido abriendo horizontes de una forma más pausada y generalmente de la mano de empresas vascas que se expanden por otros países o llegando a acuerdos con distribuidores locales.

– Panda Security. Siguió una política de internacionalización basada en franquicias locales que después terminó comprando. Es un modelo de expansión en otros países que solo es posible si se dispone de un producto propio.

– Integral de Medios. La firma responsable de “Pantallas Amigas” trató de vender sus servicios en Brasil con cierto éxito en un primer momento.

– Hispavista. La firma guipuzcoana abrió una oficina en Miami en 2014 con el objetivo de ampliar su negocio de consultoría en América Latina. En este caso, es una ventaja disponer de portales propios para los cuales puede comercializar publicidad.

– i68. El fabricante guipuzcoano de software de gestión cuenta con clientes en varios países de Europa de uno de sus productos, un programa de planificación empresarial.

– Dominion. Su expansión internacional ha ido de la mano de sus dos propietarios, primero Gestamp y últimamente CIE Automotive, dos fabricantes de componentes de automoción que tienen fábricas por medio mundo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *