Uno-e apenas consigue controlar sus pérdidas pese a los esfuerzos del BBVA

Uno-e se está convirtiendo en la mayor pesadilla de los responsables del BBVA, capaces de realizar una renovación completa de su consejo de administración pero impotentes a la hora de reflotar su aventura online. Pese a que el banco bilbaíno insufló a su filial el negocio de préstamos al consumo de Finanzia, en el primer semestre del año ha perdido casi 11 millones de euros.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)
Tags: