Una sentencia judicial confirma la pésima situación financiera de EITB

La sentencia del Tribunal Supremo que confirma la legalidad del despido de 24 trabajadores de EITB menciona varios documentos que corroboran que la situación de quiebra técnica (“causa de disolución”) afectó no solo a la filial de Internet sino también a Eusko Irratia. La suma de menores ingresos y reducción de subvenciones puso en 2014 y 2015 al ente público al borde del precipicio financiero.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)
Tags: