Una empresa de Vitoria reivindica la patente de los servicios de atención telefónica interactivos

Natural Vox, una empresa de Vitoria-Gasteiz de unos 30 empleados, tiene abiertas varias demandas judiciales contra Ricardo Serrano y Blanca Romero, dos ex empleados que presuntamente copiaron la patente de los servicios de atención telefónica interactivos, técnicamente conocidos como IVR, para vender el sistema por sí mismos. “Exigimos casi 2 millones de euros en indemnizaciones y la exclusión del mercado”, indica Pablo Garín, el inventor y fundador de la compañía alavesa.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)