Un aplauso a la Ertzaintza

Creo que todos somos conscientes de que tenemos una policía de alta calidad y sumamente profesional. En su día fue todo un hito montarla casi desde cero sin más experiencia previa que los famosos miñones alaveses y algún que otro asesor israelí, alemán y británico. El reto era mayor dado que las fuerzas de seguridad tenían una imagen muy negativa en Euskadi, con lo que resultaba importante dotar al cuerpo de una cara amable.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)