¿Un aeropuerto, tres terminales?

Es sorprendente la virulencia con que el Gobierno Vasco ha respondido al presidente de la Cámara de Bilbao (y de Bilbao Air) José Angel Corres tras sus declaraciones vaticinando la desaparición del aeropuerto de Hondarribia. El lema oficial de “un aeropuerto, tres terminales” es más utópico que realista y transmite una sensación de diplomacia más que de acción por parte del Ejecutivo. El problema aeroportuario vasco persistirá mientras no se haga una apuesta decidida por un emplazamiento, que no tiene por qué ser Loiu, por cierto.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)