Torbe, Wismichu y las guerras de youtubers para captar atención

torbe y wismichuSi hay algo cierto en la nueva economía es que el recurso más escaso es la atención de los internautas, como antiguamente lo fue la tierra y después el capital. Solo así puede entenderse la guerra virtual que protagonizan estos días dos youtubers españoles, el veterano Torbe y el joven Wismichu, junto a sus cuadrillas de acólitos tuiteros. Los insultos vía vídeo se han aderezado de denuncias que recuerdan más a las peleas de un Sálvame Deluxe que a las viejas discusiones intelectuales a las que la vieja Internet de los blogs y los foros nos tuvieron acostumbrados.


¿Pelea de gallos con el ego subido por los centenares de miles de followers? ¿O simple batalla para captar una atención en horas bajas por la Semana Santa? Creo que hay una mezcla de ambos fenómenos. El humor insultante de Wismichu recuerda mucho al del chulo de patio de colegio, acostumbrado a recibir aplausos al mismo ritmo con el que se mofa de los más débiles, que en su caso suelen ser los pajilleros que pululan por el Chatroulette u otras webs del estilo.

Torbe, del que se ha dicho ya todo lo peor que se puede escribir de un ser humano, vive precisamente de estos últimos, los clientes que pagan para ver sus vídeos porno. Así que, cuando Wismichu le acusó de acostarse con menores, el autor de Puta Locura no tardó mucho en amenazarle con una denuncia, como si de un padre tratando de escarmentar a su pupilo se tratara.

Pero Wismichu respondió añadiendo a Torbe a su lista de víctimas y mofándose del tamaño de su barriga y de su miembro viril, con tan mala suerte que Youtube ha cortado su canal, aparentemente por una denuncia de otro afectado por su peculiar humor, que él mismo denomina “canalla”. En este momento lo que se vive en Twitter es un ensordecedor ruido de sables en forma de tweets y retweets repletos de insultos y mala sangre en lo que supone un espectáculo que hace las delicias de las generaciones más jóvenes, las que han dejado de ver la TV.

En los shares de Internet, que muy pronto los tendremos, Torbe y Wismichu se llevan hoy la palma de la popularidad. El autor de Puta Locura, sabedor de que la mala reputación no se opone a su negocio, se estará frotando las manos, como buen sabio que es de las mejores artes de la provocación. Wismichu, aunque se quedará unos días sin ingresos por el corte del canal, habrá llegado más lejos en su carrera para ganar en fans a los otros youtubers.

Preparémonos para esta mezcla de salsa rosa y de basura digital, porque es lo que hace aplaudir a las nuevas cuadrillas de tuiteros y feisbuqueros en este circo mediático en que se está convirtiendo Internet. Sean pajilleros o ratas, como despectivamente denominan a los seguidores de su contrincante tanto Wismichu como Torbe, lo cierto es que han dejado muy clara qué carnaza quieren recibir. Si quieres captar atención en los nuevos medios, ya sabes cuál es la receta adecuada.

Si te interesa más esta pelea, la resume Maralb en este vídeo:

También lo resume Mexivergas en un vídeo que merece la pena ver para ver el “nivel” de estos debates:

Foto: Maic

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *