Tendencias en gestión de activos: fondos alternativos y pavor a la regulación que viene

¿Hacia dónde camina la gestión de activos? Ayer tuve la oportunidad de escuchar a tres analistas de KPMG, Miquel Mora, Javier Muñoz y Javier López Torres, que hicieron un resumen de las tendencias que afectan a esta industria en España. Hay dos que destacaron varias veces: el incremento de los fondos alternativos y especialmente los que invierten en energías renovables e inmuebles y el cada día más extendido temor a que la regulación cabie el sector de arriba abajo.

Veamos:

  • La inversión en activos ESG que siguen criterios medioambientales, sociales y de gobierno no va a dejar de crecer. Los analistas de KPMG creen incluso que los reguladores van a empezar a imponer cuotas destinadas a comprar acciones de empresas que garantizan esos requerimientos. Véase en este sentido el éxito de la última emisión de bonos ESG del Gobierno Vasco.
  • La posibilidad de que los gobiernos del mundo introduzcan mayor regulación en la gestión de activos también está relacionada con lo que se denomina “riesgo sistémico”. Es decir, poner controles para evitar que la quiebra de una firma grande pueda arrastrar a las demás, tal y como ocurrió en el sector bancario tras el colapso de Lehman Brothers. Los analistas de KPMG recordaron, en este sentido, que la firma norteamericana Blackrock, que es uno de los principales accionistas de Iberdrola o el BBVA, gestiona 4 ó 5 veces más activos que todo el Banco Santander.
  • Los costes de operar con activos se han incrementado sustancialmente, por culpa de la mayor regulación, las exigencias de ciberseguridad y el encarecimiento de ciertos profesionales, como los analistas de datos. El efecto es que, ante la imposibilidad de subir las tarifas, las gestoras van a empezar a despedir a una parte de sus trabajadores. El 10% calcula KPMG que se irán a la calle en lo que parece una tendencia que afecta a todas las industrias: menos profesionales pero mucho mejor pagados.
  • Los fondos alternativos crecen año tras año, lo que a juicio de los analistas de KPMG, es una consecuencia del escaso rédito que generan los convencionales como consecuencia de los bajos tipos de interés. Y en España destacan especialmente los que invierten en energías renovables y en el sector inmobiliario. En este último se ha producido un espectacular incremento, ya que en plena crisis apenas se movían 500 millones de euros, que el año pasado rondaron ya los 2.000. A nivel internacional lo que más interés está generando es la inversión en activos de Asia y especialmente China, donde cada día hay más grandes ricos.
  • Las disrupciones tecnológicas también están afectando a esta industria y especialmente las que tienen que ver con el big data, el blockchain, los roboadvisors y la inteligencia artificial. Así, Aidyia es una startup que utiliza inteligencia artificial para tomar decisiones de compraventa de las acciones de un fondo de inversión, sin necesidad de intervención humana. Dado el creciente interés por los datos, los analistas de KPMG prevén que la extracción y obtención de buenos datos se acaben convirtiendo en un auténtico cuello de botella.
  • En la batalla por la distribución, al igual que en otros sectores de la economía, se están produciendo novedades. Unas tienen que ver con empresas que necesitan mayor volumen para hacer frente al incremento de costes y otras están más relacionadas con el uso del marketing. De ahí que cada día veamos a más gestores de activos grabar vídeos y difundirlos a través de Youtube.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *