El culebrón Habidite y su presidente Jabyer Fernández es hoy la comidilla de la prensa económica vasca, no muy satisfecha por cierto con la crónica de El Mundo.