La sociedad de capital riesgo Talde, controlada por las cajas vascas y Fundación Once, acaba de ampliar su capital en 900 millones, con lo que ya dispone de