Me parece de auténtico escándalo público la campaña que está montando el sector naval contra el comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia. Se oponen a que Bruselas