El hidrógeno, que se genera a partir de la electrolisis del agua, es un combustible alternativo para vehículos que tiene a Francia como su principal propulsor. De ahí