Pese al relativo (e interesado) silencio de los medios, es sabido que el Tribunal Supremo va a condenar a Alfredo Sáenz, actual consejero delegado del Santander, a seis