La venta cruzada de supermercados entre Eroski y Sabeco es un caso claro de cómo dos rivales se pueden ayudar entre sí comiéndose respectivamente lo que al otro