Apenas cinco días después de afirmar lo contrario, Iberdrola anuncia que comercializará en Euskadi, “probablemente en otoño”, su acceso a Internet a través del enchufe eléctrico, con una