Ya he expuesto varias veces la enorme oportunidad que representa actualmente la marca Bilbao unida a valores de cultura e innovación. Se sitúa muy por encima de “Basque